Juzgado acepta la reparación del presidente argentino por fiesta en la cuarentena

·3  min de lectura

Buenos Aires, 23 may (EFE).- Un juez federal homologó el acuerdo entre el presidente argentino, Alberto Fernández, y la Fiscalía para cerrar la causa por la celebración de cumpleaños de su pareja, Fabiola Yáñez, que se realizó en la residencia presidencial en julio de 2020, en pleno confinamiento por la pandemia de covid-19, según confirmaron a Efe este lunes fuentes judiciales.

El juez federal de San Isidro Lino Mirabelli homologó este lunes la oferta económica que acordó el mandatario con la Fiscalía, entre otros argumentos, porque no vislumbra razones de que sea "inadecuado", según explicaron las fuentes.

El fiscal Rodolfo Domínguez, de la Fiscalía Federal 2 de San Isidro, había considerado “razonable” la donación de 1,6 millón de pesos (13.504 dólares) para cerrar el caso que impactó en la imagen pública del mandatario.

UNA "REPARACIÓN INTEGRAL"

La donación es considerada una "reparación integral" económica prevista en el artículo 59 inciso 6 del Código Penal, que la fiscalía aceptó como una "solución alternativa" a la causa en la que tanto el presidente como su pareja están imputados.

La primera dama ofreció el monto de 1,4 millón de pesos (11.816 dólares), con lo cual la pareja presidencial propuso una donación total de 3 millones de pesos (25.320 dólares).

El monto ofrecido por el mandatario equivale a 40 días de tratamientos en terapia intensiva y el de su pareja, a 35 días. Las donaciones también equivalen a comprar un respirador cada uno, según las fuentes, en tanto el mandatario propuso que se destinen al Instituto Malbran.

El mandatario tiene diez días para pagar la donación, tras lo cual será sobreseído.

DENUNCIA OPOSITORA

El caso estalló el año pasado, a las puertas de las elecciones legislativas, cuando se filtraron en la prensa varias fotos de la fiesta por el 39 cumpleaños de Yáñez en la quinta presidencial de Olivos, en el extrarradio norte de Buenos Aires.

Aquello derivó en la apertura de una investigación judicial por la presunta violación de las restricciones sanitarias que regían entonces, por la que fueron imputados el mandatario y su pareja y los nueve amigos con los que celebró el cumpleaños.

La denuncia inicial fue presentada por dos militantes opositores en julio de 2021, cuando se difundió el registro de visitas a la residencia presidencial durante la estricta cuarentena, y fue ampliada luego de que se filtraran las fotos del cumpleaños de la primera dama.

También se difundieron videos del festejo, en los que aparecían el mandatario y su pareja celebrando el cumpleaños, en una sala interior, sin mascarillas y sin distanciamiento social.

Tras la difusión de las fotografías, el presidente Fernández pidió disculpas y reconoció que la reunión social "no debió haberse hecho", pero también se presentó ante la Justicia, donde argumentó que se trata de un "delito de peligro abstracto" y que "no hubo afectación al bien jurídico Salud Pública".

La polémica impactó en la imagen pública del presidente de cara a las elecciones primarias de septiembre, en las que quedaron definidos los candidatos de los comicios legislativos de noviembre, que acabó ganando en la mayor parte del país la principal coalición opositora. EFE

vd/rgm/rrt

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.