"Ya es justo que regresen a la escuela"

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., agosto 30 (EL UNIVERSAL).- "Voy a plimelo", afirmó convencido Diego, quien llegó por primera vez a la escuela primaria "General Lázaro Cárdenas", protegido con una careta y cubrebocas con ositos, con la instrucción de su madre de no acercarse tanto a sus compañeros, lavarse las manos y de limpiar su mesa de trabajo, en lo que es la nueva normalidad pandémica.

Los hermanos Diego y Karen que por primera vez llegaron a su escuela luego de más de año y medio de que las aulas quedaron vacías por el Covid-19, sólo son dos de los más de 3 millones 300 mil estudiantes de primaria de los 125 municipios del Estado de México.

"Ya es justo que regresen a la escuela, les hace bastante falta a los niños", afirmó Natividad madre de familia, quien reconoció tener un poco de nervios ante el riesgo de algún contagio por Covid-19, pero "las medidas son buenas, la escuela ya está lista".

"No me tengo que quitar el cubrebocas ni la careta", afirmó con decisión Pablo Andrés otro estudiante que por primera vez llegó a la primaria ubicada en la calle Hidalgo 7, en la colonia Santa Clara en la capital mexiquense.

La escuela "General Lázaro Cárdenas", tiene una matrícula de 993 alumnos de primaria en su turno matutino y para garantizar la sana distancia el 50% de los alumnos irán lunes y martes; el otro 50% miércoles y jueves, mientras que los viernes sólo asistirán los niños que necesiten apoyo para reforzar temas, informó la directora Mireya Gutiérrez López.

Este lunes 30 de agosto de los cerca de 500 alumnos que podrían asistir, asistieron a clases 327, informó la directora luego del pase de lista, lo que implica que 34% optó por quedarse en casa.

En escuelas públicas del Estado de México, como la primaria "General Lázaro Cárdenas" no habrá clases en línea porque los profesores estarán ocupados atendiendo de forma presencial en clases desde antes de las 8 de la mañana y hasta las 13 horas todos los días de la semana, indicó la directora Mireya Gutiérrez.

Los padres que decidieron que sus hijos no asistirán a la escuela, podrán ir por sus libros de texto gratuito para dar continuidad al programa "Aprende en casa" y serán evaluados por los profesores, apuntó la directora.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.