La Justicia rusa ordenó el cierre de una ONG emblema de la defensa de las libertades

·4  min de lectura
Policías detienen a un simpatizante de Memorial en las afueras del edificio de la Corte Suprema de Rusia
Policías detienen a un simpatizante de Memorial en las afueras del edificio de la Corte Suprema de Rusia

MOSCÚ.- En una ofensiva que se intensificó a lo largo de 2021 contra líderes y organizaciones de derechos humanos, medios y organizaciones independientes, la Corte Suprema de Rusia ordenó este martes el cierre de la ONG Memorial, que es un emblema de la sociedad civil en su defensa de las libertades.

”La decisión es cerrar Memorial International y sus filiales regionales”, anunció la ONG en su cuenta Telegram. Justo antes, la jueza Alla Nazarova dijo que aceptaba “la demanda de la fiscalía” de disolver a la organización.

La decisión contra Memorial, que tiene un gran prestigio afuera de Rusia, se enmarca en la represión contra quienes critican al Kremlin que se ha acelerado este año en el que se ha visto el cierre de sitios independientes y el desmantelamiento del movimiento del opositor encarcelado Alexei Navalny.

Este sábado el organismo de control de comunicaciones de Rusia también bloqueó el sitio web de la ONG OVD-Info, dedicada a monitorear las protestas en el país, en virtud de un fallo dictado por un tribunal de la región de Moscú. OVD-Info, que por años documenta las manifestaciones contra el Kremlin y brinda apoyo legal a las “víctimas de persecución política”, informó en su cuenta de Telegram sobre la decisión del regulador de medios Roskomnadzor.

Los simpatizantes de la ONG consideran que el gobierno de Vladimir Putin quiere suprimir Memorial para silenciar la historia de las represiones soviéticas, porque el Kremlin prefiere celebrar la herencia del heroísmo de la URSS frente a los nazis en lugar de la memoria de las millones de víctimas de Stalin.

Ahora, tras el cierre de Memorial, el embajador de Estados Unidos en Moscú, John Sullivan, denunció un “trágico intento de suprimir la libertad de expresión y de borrar la historia”, ya que la organización se dedicaba originalmente a recordar a las víctimas de los tiempos soviéticos. El Consejo de Europa también lamentó una “noticia devastadora para la sociedad civil”.

Después del veredicto, leído rápidamente, varias personas gritaron “¡Vergüenza!” “¡Vergüenza!” en la sala del tribunal. A continuación, los abogados intervinieron ante el tribunal, declarando que iban a apelar.

Luego, la policía obligó a los partidarios de la ONG y a los periodistas a abandonar el edificio. Al menos seis personas fueron detenidas, antes y después del veredicto.

Un simpatizante de Memorial sostiene un cartel que dice "Viviremos para siempre" en las afueras del edificio de la Suprema Corte de Rusia
NATALIA KOLESNIKOVA


Un simpatizante de Memorial sostiene un cartel que dice "Viviremos para siempre" en las afueras del edificio de la Suprema Corte de Rusia (NATALIA KOLESNIKOVA/)

En un comunicado publicado después, Memorial prometió encontrar “vías legales” para continuar sus actividades. ”Impugnaremos la decisión del Tribunal Supremo de Rusia de todas las formas posibles. Y encontraremos vías legales de continuar nuestro trabajo”, dijo.

La fiscalía había pedido a principios de noviembre la disolución de Memorial International, la estructura clave que coordina la red de la organización en Rusia, acusándola de haber infringido “de manera sistemática” las obligaciones de su condición de “agente del extranjero”. Esta etiqueta, que recuerda a la de “enemigo del pueblo” durante la Unión Soviética, debe figurar en todas las publicaciones de las organizaciones acusadas de actuar contra los intereses de Moscú recibiendo fondos extranjeros, so pena de duras multas y procesos administrativos.

”Es una decisión nefasta, injusta”, reaccionó la abogada de la defensa, Maria Eismont. “Cerrar Memorial International devuelve a Rusia a su pasado y aumenta el peligro de (nuevas) represiones”, había estimado antes ante el tribunal. ”Un poder que tiene miedo de la memoria nunca alcanzará la madurez democrática”, destacó en Twitter el Memorial del campo de exterminio nazi de Auschwitz, mientras que la ONG Amnistía Internacional denunció un “insulto” hacia la memoria de las víctimas de los campos soviéticos.

“Me siento muy mal”, dijo Anna Vialkina, diseñadora de 29 años, con lágrimas en los ojos. “Como soy descendiente de víctimas de la represión, he vivido todo esto con mucha intensidad”, añadió.

Memorial, creada en 1989 por disidentes soviéticos (entre ellos el premio Nobel de la Paz Andréi Sájarov), comenzó una labor meticulosa de documentación de los crímenes estalinistas y de los campos del Gulag, y prosiguió su labor en la defensa de los Derechos Humanos y de los prisioneros políticos.

Esta ONG también investigó los abusos rusos durante las guerras en Chechenia y, más recientemente, los paramilitares del grupo “Wagner”, considerado como el brazo armado de Rusia en el extranjero, algo que el Kremlin niega.

En 2009, Natalia Estemirova, responsable de la ONG en la región del Cáucaso, fue asesinada. El crimen nunca fue resuelto.

Agencias AFP y DPA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.