La Justicia de Paz acredita como víctima al Partido Comunista colombiano

·2  min de lectura

Bogotá, 26 may (EFE).- La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) acreditó al Partido Comunista Colombiano (PCC) como víctima del conflicto armado ya que esa colectividad demostró haber sufrido hechos victimizantes que afectaron a 1.200 personas entre 1958 y 2016, según informó este miércoles el tribunal.

La acreditación del partido político, nacido en 1930, hace parte del "Caso 6" que investiga la JEP que corresponde a la "Victimización de miembros de la Unión Patriótica (UP) por parte de agentes del Estado".

"La JEP reconoció que el Partido Comunista sufrió múltiples hechos victimizantes, entre ellos los relatados en el informe entregado a la Sala de Reconocimiento, titulado 'Banderas rojas en vuelo libertario'", informó la Justicia de Paz en un comunicado.

En ese documento el PCC describió un centenar de "casos representativos de la violencia contra esa colectividad y un universo de 1.200 víctimas en un período de 58 años".

Además expuso que durante más de cinco décadas "hubo más de 304 homicidios, 35 desapariciones forzadas y desplazamientos forzados en las tres regiones priorizadas (Meta, Magdalena Medio y Urabá), que buscaban desestructurar al Partido Comunista y la JUCO (Juventud Comunista Colombiana) en el ámbito local, regional y nacional".

Los magistrados de la JEP concluyeron que el Partido Comunista deberá ser acreditado como víctima colectiva, "en atención a su militancia, simpatía, movilización o identidad compartida con la Unión Patriótica".

La Unión Patriótica se creó en 1985 como parte de un intento de acuerdo de paz del entonces presidente Belisario Betancur con las FARC, pero en los años siguientes ese partido fue víctima de un genocidio en el que fueron asesinados más de 4.000 de sus militantes, incluidos los candidatos presidenciales Jaime Pardo Leal (1987) y Bernardo Jaramillo Ossa (1990).

En la decisión, los magistrados de la JEP aclararon que el Caso 6 "no se dirige a esclarecer todo tipo de violencia política" sino que "se centra en esclarecer los hechos cometidos en contra de la UP 'como un movimiento amplio, pluralista y de convergencia democrática, en el que debían tener cabida todas las vertientes políticas y los sin partido'".

Desde que fue abierto el Caso 6, el 26 de febrero de 2019, se han acreditado más de 180 víctimas individuales y el movimiento Unión Patriótica fue reconocido como víctima colectiva el 12 de marzo de 2020.

(c) Agencia EFE