Cristina Fernández es aceptada como querellante en el caso por el atentado

·2  min de lectura

Buenos Aires, 14 sep (EFE).- La Justicia aceptó la solicitud de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, de ser admitida como querellante en la causa abierta por el atentado en su contra que sufrió el pasado 1 de septiembre, informó este miércoles uno de los abogados de la exmandataria.

"Ya tenemos acceso al expediente", dijo a la prensa el abogado José Manuel Ubeira, quien se presentó en los tribunales este miércoles junto a su colega Marcos Aldazábal, ambos designados representantes de Fernández en esta causa.

Este martes, la expresidenta había pedido a la jueza federal María Eugenia Capuchetti, a cargo de la investigación, ser admitida como querellante en el caso.

Fernández, quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015, sufrió un atentado el pasado 1 de septiembre, cuando un hombre, identificado como Fernando Sabag Montiel, se le acercó, le apuntó con un arma y gatilló, sin que saliera el disparo.

El grave incidente se registró a las puertas del apartamento de la vicepresidenta, en el barrio capitalino de Recoleta, cuando Fernández saludaba a militantes kirchneristas que le mostraban apoyo luego de que un fiscal pidiera que la condenaran a 12 años de prisión en un juicio por presunta corrupción.

Sabag Montiel, de 35 años, permanece detenido, al igual que su pareja, Brenda Elizabeth Uliarte, de 23, y una amiga de esta, Agustina Díaz, de 21.

Ubeira dijo que, como parte querellante, dejarán que "la prueba lleve adónde nos tenga que llevar" y buscarán que se evite "todo tipo de interferencia política o judicial".

El letrado sostuvo que hasta ahora la vicepresidenta no se había presentado como querellante en la causa para dejar que las personas que están a cargo del caso judicial "puedan trabajar con toda libertad".

Ubeira cuestionó a la Justicia federal y a "los patrones de los medios (de comunicación) concentrados" que, a su juicio, "hace muchos años han lanzado un discurso de odio", "constituyendo a Cristina Fernández como un enemigo que merece ser eliminado".

"Esta construcción del enemigo generalmente tiene consecuencias", advirtió el abogado, quien afirmó que, si hubieran asesinado a Fernández, hoy habría un "caos nacional" en Argentina.

El letrado insistió que, como querellantes, controlarán que "las cosas sean como corresponde, que no haya interferencias y que la verdad y las pruebas nos lleven adónde nos tienen que llevar".

(c) Agencia EFE