Justicia habilita ingreso argentinos varados en Brasil

Associated Press
·2  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Más de 80 argentinos ingresaron el miércoles a su país por orden de la justicia luego de permanecer varados varios días en una ciudad fronteriza brasileña debido a las restricciones de circulación vigentes por el rebrote de casos de COVID-19.

El contingente de personas cruzó en ómnibus el puente internacional que une la ciudad brasileña de Uruguayana, donde habían quedado varadas desde el sábado, con la de Paso de los Libres, en la provincia argentina de Corrientes, por orden del juez federal Gustavo Fresneda.

El juez obligó a los ciudadanos argentinos a hacerse un hisopado y permanecer diez días en cuarentena en esa localidad correntina.

La Fundación Apolo Bases Para el Cambio había presentado un habeas corpus para que permitiera a los argentinos, que debieron pasar varias noches en el ómnibus, el retorno a su país, que no habilitaba Migraciones. El juez Fresneda rechazó el habeas corpus, aunque ordenó su ingreso, según informó la agencia oficial de noticias Télam.

Los hisopados para detectar el nuevo coronavirus se realizaban en la misma frontera y están a cargo de un hospital de Paso de los Libres, que deberá remitir los resultados al juzgado, mientras que el gobierno de Corrientes garantizará el alojamiento de los recién llegados.

El grupo de argentinos, entre ellos turistas, es uno de los tantos en similares circunstancias luego de que días atrás se cancelaron los vuelos provenientes de Brasil, Chile y México. En el caso de los dos primeros países la decisión se basó principalmente en la circulación de la variante Manaos, muy contagiosa.

El gobierno del presidente Alberto Fernández está aplicando una serie de medidas que restringen la circulación y refuerzan los controles sanitarios ante el preocupante rebrote de casos de nuevo coronavirus en Argentina y la presencia de las variantes de Gran Bretaña y Brasil en el país.

El gobierno ha aconsejado últimamente a los argentinos que se abstengan de viajar al extranjero ante el incremento de casos que se están produciendo en distintos países, entre ellos los vecinos de Brasil, Chile y Uruguay.

En Argentina se han registrado hasta ahora unos 2,3 millones de contagios y más de 55.000 muertos por COVID-19.