La justicia europea anula una multa contra el fabricante de automóviles Fiat Chrysler

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE, máximo tribunal del bloque) anuló este martes la decisión de una corte inferior contra el fabricante de automóviles Fiat Chrysler, por la cual debía devolver a Luxemburgo unos 30 millones de euros por alegadas ventajas fiscales.

El caso había sido impulsado por la Comisión Europea (brazo ejecutivo de la UE) en su empeño por tomar medidas enérgicas contra aquello que considera acuerdos fiscales atractivos entre corporaciones multinacionales y estados miembros de la UE.

Este fallo tiene repercusiones también para Irlanda, cuyo régimen fiscal está diseñado para atraer empresas internacionales.

"Estudiaremos detenidamente la sentencia y sus implicaciones", dijo la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, al conocerse la decisión del TJUE.

"La comisión se compromete a seguir utilizando todas las herramientas a su disposición para garantizar que la competencia leal no se distorsione (...) a través de la concesión por parte de los estados miembros de exenciones fiscales ilegales a empresas multinacionales", añadió.

El TJUE consideró que una corte inferior de la UE,el Tribunal General, "cometió un error de derecho" al no tener en cuenta la legislación nacional de Luxemburgo en lo que respecta a los impuestos directos.

"El Tribunal General se equivocó al respaldar el enfoque consistente en aplicar un principio de plena competencia diferente al definido por la ley de Luxemburgo", apuntó el TJUE en un comunicado.

La orden de pago contra Fiat Chrysler se remonta a octubre de 2015.

En ese caso, la Comisión argumentó que las ventajas fiscales que recibió el grupo automovilístico -al tener su unidad de financiación europea establecida en Luxemburgo- constituían una ayuda estatal desleal.

En ese momento, Fiat Chrysler era un fabricante de vehículos italiano-estadounidense.

Desde entonces, se ha fusionado con Stellantis, una corporación multinacional mayor que incluye a la francesa Peugeot. El conglomerado se formó en 2021 y tiene su sede en los Países Bajos.

ahg/mb