La justicia española anula el archivo de una investigación sobre el líder polisario

·2  min de lectura

Madrid, 29 sep (EFE).- La Audiencia Nacional española revocó por un defecto de forma el archivo dictado por un juez en julio pasado respecto de una causa abierta al líder del Frente Polisario, Brahim Gali, en relación a una querella de la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh) por delitos de genocidio.

En un auto conocido este miércoles, los magistrados estiman parcialmente los recursos presentados por los querellantes y explican que la presente causa se inició en virtud de una querella por presuntos delitos de genocidio en concurso con delitos asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones.

Una tipificación de delitos, observan, que se debe tramitar como sumario y no como se produjo en este caso por el juzgado, mediante procedimiento abreviado.

Por ello, los magistrados concluyen que el juez que decidió el archivo, Santiago Pedraz, no tenía competencias para hacerlo y le piden que lo concluya "con o sin procesamiento", según su criterio.

Gali, que permaneció un mes ingresado en un hospital español por covid, lo que derivó en una crisis diplomática con Marruecos, regresó a Argelia el pasado 2 de julio, tras declarar ante el juez, que rechazó imponerle medidas cautelares al no apreciar "riesgo de fuga alguno" ni "elementos siquiera indiciarios" para creerle "responsable de delito alguno".

Unas horas después de su comparecencia judicial, el líder saharahui salió de España en un avión rumbo a Argel.

El juez dictó un mes después el archivo de la querella de Asadeh al considerar que los hechos presuntamente cometidos contra ciudadanos marroquíes entre 1975 y 1990 estarían prescritos.

Además tampoco consideraba acreditada la comisión del delito de genocidio y advertía de que los testimonios de los testigos contradecían las afirmaciones de la querella.

Esta querella fue interpuesta en 2008, archivada en 2020 y reabierta el pasado mes de mayo, cuando los querellantes supieron de la presencia de Gali en España.

La llegada de Gali generó una seria crisis diplomática entre España y Marruecos, con el trasfondo del conflicto del Sáhara Occidental, antigua colonia española cuya soberanía reclama Rabat.

Un magistrado de Zaragoza (noreste), la ciudad española en la que el pasado abril aterrizó Gali procedente de Argel, ha llamado a declarar a la exministra de Exteriores española, Arancha González-Laya, como investigada a raíz de una denuncia de supuestos delitos de falsificación, prevaricación y encubrimiento por parte de altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de funcionarios de Fronteras en España.

El juez ha citado para el próximo 4 de octubre a González Laya en un caso sobre supuestas irregularidades en la entrada en España del líder saharaui.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.