La Justicia española absuelve a un exterrorista al aplicar una doctrina europea

·2  min de lectura

Madrid, 13 may (EFE).- La Justicia española ha absuelto a un histórico exdirigente de la banda ETA de un asesinato, en uno de los casi 380 crímenes del grupo terrorista pendientes de resolver, al aplicar una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre vulneración de derechos cuando fue detenido.

La Audiencia Nacional española, en una decisión conocida este viernes, absuelve a Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias Gadafi, del asesinato de un exguardia civil en 1991 en la ciudad española de Bilbao (norte), en aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo que supuso la excarcelación de otro exmiembro de esta banda, Xabier Atristain.

El tribunal considera que no se ha probado la participación de Iglesias Chouzas en este atentado, en el que el exguardia civil Francisco Díaz de Cerio recibió cinco disparos por la espalda, por lo que el fiscal pedía que fuera condenado a cuarenta años de prisión.

Para ello tiene en cuenta la reciente sentencia que consideró vulnerados los derechos de Atristain al no permitirle elegir un abogado cuando estaba detenido en 2010 en régimen de incomunicación, lo que provocó su excarcelación el pasado febrero tras haber sido condenado por la Audiencia Nacional en 2013 a 17 años de prisión por delitos como pertenencia a banda armada.

En su sentencia, la Audiencia Nacional recuerda que la jurisprudencia del TEDH en el caso Atristain concluyó que se restringió el derecho de acceso a un abogado de libre designación en las diligencias prejudiciales, sin motivos suficientes y relevantes para dicha restricción, que no se basó en una valoración individual de las particulares circunstancias del caso, sino en razonamientos de carácter general, y por ser obligatorio por ley.

La proyección de dicha doctrina al caso de Iglesias Chouzas, indica la resolución, lleva a los jueces a considerar que “no aparecen recogidas en las actuaciones suficientes antecedentes de las condiciones en que se prestaron las declaraciones sumariales, ni del régimen de garantías que las acompañaron".

"Se tiene suficiente constancia de que lo fueron en régimen de incomunicación, tanto las policiales como las judiciales”, añade.

El tribunal señala que carece de constancia de la razón por la que los detenidos permanecieran incomunicados durante dicho interrogatorio judicial, sin posibilidad de ser defendidos por sus letrados y sin poder comunicarse con ellos.

Este asesinato era uno de los casi 380 crímenes de la banda terrorista que estaba pendiente de sentencia judicial.

Iglesias Chouzas cumple una larga condena por asesinatos, atentados, estragos, terrorismo, depósito de armas y explosivos, detención ilegal y robo con violencia.

Asociaciones de víctimas del terrorismo han advertido de que la sentencia, que fue recurrida sin éxito por España, puede suponer la excarcelación o la absolución de otros antiguos miembros de la banda, que en 2011 anunció el fin de la actividad armada y en 2018 su disolución.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.