La justicia deportiva reexamina el caso de la Juventus, amenazada con pérdida de puntos

La justicia deportiva italiana volvió a examinar en apelación el caso de la Juventus de Turín, amenazada ahora con perder nueve puntos tras ser absuelta junto a otros clubes el pasado mes de abril por posible fraude contable durante el traspaso de jugadores.

El fiscal de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Giuseppe Chinè, interpuso un recurso ante el Tribunal de Apelación del organismo para pedir la reapertura del proceso, a la vista de los elementos transmitidos por la fiscalía de Turín, que investiga también las cuentas de la Vecchia Signora.

Durante una audiencia, el viernes, pidió una penalización de nueve puntos contra la Juve, según informó una fuente de la federación a la AFP, confirmando información aparecida en la prensa italiana.

Chiné también reclamó varias suspensiones hacia exdirigentes del club bianconero, entre ellas veinte meses y diez días para el exdirector deportivo Fabio Paratici, hoy en la Juventus, y dieciséis meses para el expresidente Andrea Agnelli, que abandonó oficialmente sus funciones esta semana.

El Tribunal de Apelación debe en un primer tiempo decidir si acepta reabrir este caso, después de una absolución general pronunciada en abril contra once clubes por posibles fraudes contables. Estos equipos estaban acusados de haber sobrevaluado los precios de venta de algunos jugadores y de haber registrado así en sus cuentas plusvalías no justificadas.

Si acepta el recurso, podría imponer sanciones, siguiendo o no los requerimientos del fiscal. Se espera que tome esta doble decisión "de aquí a la tarde del viernes", aseguró a la AFP una fuente en el seno de la Federación.

Una sanción de esa magnitud complicaría mucho el objetivo de la Juventus, actualmente 3ª en Serie A, de terminar entre los cuatro primeros equipos y clasificarse así a la próxima edición de la Liga de Campeones.

La Juventus por su parte impugnó por su parte esta petición de reapertura del proceso el viernes durante la audiencia, según los medios de comunicación. Otros equipos podrían también verse afectados si el caso se reabre.

Pero la Juventus es el equipo en primera línea de fuego, al ser también investigada judicialmente por posibles fraudes contables para limitar artificialmente sus pérdidas en los balances presentados a los inversores.

La fiscalía de Turín pidió a principios de diciembre el envío a juicio de Andrea Agnelli y de otros once ex-dirigentes. Esta petición debe ser examinada a finales de marzo.

Andrea Agnelli anunció su dimisión a finales de noviembre, bajo presión judicial. Su sucesor en la presidencia, Gianluca Ferrero, fue oficialmente nombrado el miércoles.

alu/gab/dam/psr