La justicia allana el camino para juzgar a los responsables del asesinato de los jesuitas en 1989

·1  min de lectura

"Es una importantísima decisión, por fin se aniquila la impunidad que había existido en El Salvador para enjuiciar a los responsables de los horrendos crímenes cometidos contra los padres jesuitas", afirma en entrevista con RFI desde España, el abogado Manuel Ollé, representante de la acusación contra los responsables del magnicidio que sacudió la sociedad salvadoreña hace más de tres décadas.

En un fallo emitido el miércoles, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema afirmó que "ha lugar el amparo" requerido por el fiscal general Rodolfo Delgado contra una decisión de septiembre de 2020, emitido por la Sala de lo Penal de la misma corte, que ordenaba la "nulidad absoluta del proceso penal" en contra de varios militares, señalados como responsables del crimen que el 16 de noviembre de 1989 se cobró la vida del hispano-salvadoreño Ignacio Ellacuría , en ese entonces rector de la Universidad Centroamericana (UCA), los españoles Ignacio Martín Baró (vicerrector), Segundo Montes, Amado López y Juan Ramón Moreno, así como los salvadoreños Joaquín López, la cocinera Elba Ramos y su hija Celina Mariceth, de 15 años.

En septiembre de 1991, un tribunal de la capital salvadoreña juzgó a nueve militares que aparecían como autores materiales, sin tomar en cuenta a los autores intelectuales, según organismo humanitarios que a lo largo de todos estos años han realizado una infatigable labor para poner el alto a la impunidad. Ante la ausencia de justicia en El Salvador, los familiares de los sacerdotes asesinados impulsaron en 2009 un juicio en España, en el que el abogado Manuel Ollé fungió como representante de la acusación.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.