Jussie Smollett comparece en corte para ser juzgado por presunto ataque falso

·3  min de lectura

Jussie Smollett arribó a la corte de Chicago para ser juzgado por presuntamente montar un ataque racista y homofóbico el cual después denunció a las fuerzas del orden.

Un gran número de miembros de la prensa y simpatizantes se reunió afuera de la sala del tribunal para el juicio cuando Smollett llegó junto con siete miembros de su familia.

Smollett enfrenta cargos de delito grave de alteración del orden público por el supuesto ataque falso que se suscitó el 29 de enero del 2019. Fue acusado el año pasado de seis cargos por un gran jurado, todos los cuales estaban relacionados con supuestas mentiras que dijo a las fuerzas del orden público acerca del ataque.

Smollett se declaró inocente de todos los cargos. Al principio fue acusado de 16 cargos, pero todos fueron retirados por la fiscalía en marzo de 2019.

“Después de revisar todos los hechos y circunstancias del caso, incluido el servicio voluntario de Smollett en la comunidad y el acuerdo de donar su fianza a la ciudad de Chicago, creemos que este resultado es una disposición justa y una resolución apropiada para este caso”, expresó la oficina del fiscal del estado en ese momento.

Más tarde, la fiscal estatal del condado de Cook, Kim Foxx, admitió la culpa por la forma en que su oficina manejó el caso y expresó que podrían haber sido más transparentes.

Se anunciaron seis nuevos cargos después de que un fiscal especial presentó el caso a un gran jurado.

Una abogada de Smollett, Tina Glandian, respondió a la acusación de seis cargos, y dijo que los cargos anteriores fueron desestimados “porque no estaban respaldados por ninguna evidencia” y argumentó que los nuevos cargos eran “de manera clara una cuestión de política, no justicia”.

Al principio Smollett afirmó que dos hombres blancos lo habían atacado a las 2 am en una noche fría, gritándole insultos racistas y homofóbicos para después verter un líquido no identificado sobre él.

Pero dos hombres, los hermanos Abel y Ola Osundairo, que no son blancos, afirmaron más tarde que el ataque había sido planeado. Declararon que Smollett les había pagado para llevar a cabo la escena, lo que instó a Foxx a presentar los cargos iniciales. Se espera que los hermanos testifiquen en el juicio.

El juicio se retrasó por la pandemia, sin embargo, ahora se ha autorizado el inicio de la selección del jurado. Smollett podría ir a prisión por tres años si es declarado culpable de todos los cargos.

El juez James Linn dijo en una audiencia en octubre que no se permitirían cámaras en la sala del tribunal.

Aproximadamente un mes después del ataque, el entonces superintendente de la policía de Chicago, Eddie Johnson, dijo que se presumía que Smollett les había pagado a los hermanos 3.500 dólares para aprovechar “el dolor y la ira del racismo para promover su carrera”.

Una miembro del equipo legal de Smollett, Patricia Brown, declaró que los hermanos eran los entrenadores personales de su cliente y que él solo les pagaba por “nutrición y capacitación”.

En su primera declaración tras el supuesto ataque, Smollett expresó que “había sido 100 por ciento objetivo y coherente en todos los niveles”.

A fines de febrero de 2019, Johnson dijo que “por lo que sabemos, lo más probable es que los arañazos y los moretones que se vieron en su rostro fueron autoinfligidos”.

Las autoridades citaron registros telefónicos, mensajes de texto e imágenes de vigilancia, ya que afirmaron que Smollett había hablado con los hermanos alrededor de una hora antes del ataque y más o menos una hora después.

Relacionados

Detective: No se apresuró juicio en caso de Jussie Smollett

Robos en las tiendas de Louis Vuitton de Chicago y San Francisco

Warrior Moms luchan contra la “pandemia” de violencia armada en el lado sur de Chicago

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.