Jurassic Park podría convertirse en una realidad

·2  min de lectura
El mamut lanudo del Ártico, extinto hace 4000 años, podría ser traído a la Tierra nuevamente por científicos
Archivo

NUEVA YORK.- Jurassic Park podría dejar de ser una taquillera saga cinematográfica para convertirse en una realidad: un grupo de científicos está tratando de revivir al mamut lanudo que desapareció hace 4000 años.

Los avances en genética logrados en los últimos años están haciendo que la resurrección de animales perdidos sea una perspectiva tangible.

Los científicos ya han logrado clonar con éxito a animales en peligros de extinción y pueden secuenciar el ADN extraído de los huesos, inclusive de especies extintas hace mucho tiempo.

Los genetistas, dirigidos por el especialista George Church, de la Facultad de Medicina de Harvard, tienen como objetivo devolver la vida al mamut lanudo, que desapareció hace 4000 años.

MTV Video Awards 2021: las perlitas, los looks más llamativos y los ganadores de la noche

Imaginan, de esta manera, que el gigante de la edad de hielo con largos colmillos sea restaurado a su hábitat natural.

Los esfuerzos de los expertos recibieron un gran impulso en las últimas horas con el anuncio de una inversión de 15 millones de dólares.

Los defensores del proyecto sostienen que traer de vuelta al mamut en una forma alterada podría ayudar inclusive a restaurar el frágil ecosistema de la tundra ártica, combatir la crisis climática y preservar el elefante asiático en peligro de extinción, con quien el mamut lanudo está más estrechamente relacionado.

Sin embargo, según alegan científicos en contra del proyecto, se trata de un plan audaz plagado de problemas éticos.

El objetivo, explicaron miembros del equipo de genetistas, no es clonar un mamut, pues el ADN que los científicos han logrado extraer de los restos de un mamut lanudo congelado está demasiado fragmentado y degradado.

Por este motivo, intentarán crear, a través de la ingeniería genética, un híbrido de elefante-mamut viviente y ambulante, que sería visualmente similar a su predecesor extinto.

“Nuestro objetivo es tener nuestros primeros animales en los próximos cuatro a seis años”, dijo el empresario tecnológico Ben Lamm, quien junto con Church cofundó Colossal, empresa de biociencia y genética para respaldar el proyecto.

72 copas de champán: el ministro al que todos señalan no piensa irse

La nueva inversión y el enfoque aportados por Lamm y sus inversores marcan un paso adelante, manifestó el profesor de genética Robert Winthrop en la Facultad de Medicina de Harvard.

“Hasta 2021, ha sido una especie de proyecto secundario, francamente, pero ahora podemos hacerlo”, dijo Church, y agregó: “Esto va a cambiar todo”.

“El equipo de investigación ha analizado los genomas de 23 especies de elefantes vivos y mamuts extintos”, precisó el experto. Los científicos creen que necesitarán programar al mismo tiempo “más de 50 cambios” en el código genético del elefante asiático para darle los rasgos necesarios para sobrevivir y prosperar en el Ártico.

Church ha estado a la vanguardia de la genómica, incluido en el uso de CRISPR, la revolucionaria herramienta de edición de genes que se ha descrito como reescritura del código de la vida, para alterar las características de las especies vivas.

Agencia ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.