Un jurado polémico para juzgar el asesinato de un afroamericano en EEUU

·2  min de lectura

Los Ángeles, 5 nov (EFE).- La polémica selección del jurado en el caso contra tres hombres blancos acusados de perseguir y matar en febrero del año pasado al afroamericano Ahmaud Arbery mientras practicaba deporte en la pequeña localidad de Brunswick (Georgia, EE.UU.) marcó este viernes el inicio de los argumentos orales de este juicio.

El proceso de selección del jurado, que duró dos semanas y media, determinó que once blancos y un afroamericano serán los encargados de decidir la condena de Greg y Travis McMichael, que son padre e hijo, y su vecino William "Roddie" Bryan, todos ellos blancos e imputados por el asesinato de Arbery.

En la apertura de argumentos orales este viernes, la Fiscalía del estado de Georgia criticó que la defensa de los McMichael y Bryan discriminara a candidatos de raza negra durante la selección del jurado.

En el condado de Glynn, donde se lleva a cabo el juicio, más del 26 % de los 85.000 residentes son negros y alrededor del 69 % son blancos, según datos de 2019 de la Oficina del Censo de EE.UU.

Este jurado valorará la culpabilidad de los McMichael, que persiguieron el 23 de febrero de 2020, pertrechados con armas de fuego y a bordo de una furgoneta, a Arbery, de 25 años, mientras corría para ejercitarse por un barrio de las afueras de Brunswick.

El otro imputado, Bryan, se unió a la persecución y grabó con un móvil cómo Travis McMichael disparaba de cerca a Arbery, causándole la muerte.

Los tres afrontan ante este tribunal estatal en Georgia los cargos de asesinato premeditado y de homicidio involuntario, así como el de agresión con agravantes y de privación ilegal de la libertad.

Parte de este suceso quedó grabado en un vídeo de 36 segundos, y su publicación meses más tarde del incidente generó una ola de protestas en EE.UU.

Precisamente, la fiscal principal del estado, Linda Dunikoski, reprodujo ese vídeo al inicio de los argumentos orales de este caso.

Los abogados de la defensa sostienen que ninguno de los tres hombres cometió ningún delito, al argumentar que padre e hijo sospecharon que el afroamericano podía ser un ladrón, y que Travis McMichael disparó en defensa propia.

Por otro lado, la defensa pidió este viernes al juez Timothy Walmsley que declare nulo el juicio porque consideró que la Fiscalía planteó "de manera inapropiada" cuestiones sobre las detenciones de los acusados, que se produjeron más de dos meses después del incidente.

El juez Walmsley desestimó esa petición y decidió seguir adelante con el juicio.

Está previsto que el juicio termine el próximo 19 de noviembre, según la Oficina del Fiscal del distrito del condado de Glynn, aunque se podría alargar más allá de esa fecha.

Los sospechosos están encarcelados durante la celebración del juicio, después de que se les denegara la libertad bajo fianza.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.