Jurado otorga a Cardi B $1,25 millones en caso de difamación

·4  min de lectura
CARDI B-DEMANDA (AP)
CARDI B-DEMANDA (AP)

Un jurado federal en Atlanta otorgó a Cardi B 1,25 millones de dólares en una demanda por difamación contra una bloguera de noticias de celebridades que, según ella, publicó videos que afirman falsamente que la rapera ganadora del Grammy consumía cocaína, había contraído herpes y se dedicó a la prostitución.

El jurado encontró el lunes que Latasha Kebe, conocida en línea como Tasha K, y una empresa de la que es propietaria son responsables de difamación, violación de la privacidad y provocación intencional de angustia emocional contra la rapera, cuyo verdadero nombre es Belcalis Almánzar. Los abogados de Kebe dijeron en un correo electrónico el martes que no están de acuerdo con el veredicto y que apelarán.

El jurado otorgó a Cardi B un millón de dólares en daños generales por dolor y sufrimiento y/o daño a la reputación, y 250.000 dólares en gastos médicos.

Kebe, que vive en el área de Atlanta, produce, presenta y publica un canal de YouTube llamado unWinewithTashaK.

Comenzó a enfocarse en Cardi B a principios de 2018, haciendo “declaraciones degradantes y acosadoras” sobre ella, dice la demanda. El 19 de septiembre de 2018, publicó un video de una entrevista que le hizo a una mujer que dijo que conocía a Cardi B antes de fuera famosa. El video incluye las declaraciones “falsas, maliciosas y difamatorias” de que Cardi B era prostituta, tiene herpes y había sufrido brotes en la boca, y consumía cocaína.

“Ninguna de las declaraciones antes mencionadas sobre la demandante es cierta”, dice la demanda. “La demandante nunca fue prostituta ni consumidora de cocaína. La demandante nunca ha tenido, y no tiene ahora, herpes, ni ha tenido brotes de herpes en la boca”.

Poco después de que el video fue publicado, el abogado de Cardi B envió una carta de cese y desista a Kebe exigiendo su retiro inmediato. En cambio, Kebe publicó otro video el 21 de septiembre de 2018, afirmando que todo lo dicho en el video dos días antes era correcto y también afirmando que la rapera estaba engañando a su esposo, dice la demanda.

Kebe luego procedió a atacar a Cardi B y a hacer declaraciones falsas sobre ella en las redes sociales durante meses, dice la demanda.

Las declaraciones causaron a Cardi B “vergüenza, humillación, angustia mental y angustia emocional”, dice la demanda. También “ocasionaron daños a la reputación y personaje (de Cardi B) dentro de su profesión e industria, incluyendo, entre otros, entre sus fanáticos y posibles relaciones comerciales”.

Kebe sabía que las declaraciones que publicó sobre Cardi B eran falsas, o sabía que probablemente eran falsas, cuando las publicó, dice la demanda.

Cardi B presentó originalmente la demanda contra Kebe en marzo de 2019. La mujer a la que Kebe había entrevistado en el video de septiembre de 2018 también estaba acusada en un principio, pero la queja en su contra prescindió el 11 de noviembre de 2020, según un expediente del juez en el caso.

Kebe dijo en un expediente judicial en respuesta a la demanda que después de publicar el video del 19 de septiembre de 2018, Cardi B la contactó a través de un mensaje privado sobre la entrevista y estaba enojada porque se habían revelado detalles personales sobre ella. Kebe le dijo a Cardi B que no estaba interesada en hablar por mensaje privado y la alentó a que fuera a su canal de YouTube a “decirle la verdad” en una entrevista, dice el documento.

Cardi B declinó y, en cambio, “se enfureció” en Instagram donde publicó numerosos videos sobre la información en el video y “comenzó a criticar públicamente” a Kebe, diciendo que “siempre inventa historias falsas; acosa a todos los amigos de Cardi B; constantemente acecha a Cardi B; usa el nombre de Cardi B para ‘cebo de clic’; y muchas acusaciones similares”, dice el expediente judicial de Kebe.

Kebe recibió amenazas en Instagram y llamadas hostiles en su teléfono celular, y la dirección de su casa se hizo pública, dice su expediente. Temía por su seguridad y la de su familia y llamó a la oficina del FBI en Atlanta. Luego que un agente del FBI le aconsejó que sería mejor que encuentre un nuevo lugar para vivir, se mudó con su familia a una ciudad en otro condado y terminó teniendo que cambiar su número de teléfono, dice su documento.

Kebe contrademandó a Cardi B, argumentando que la rapera alentó a sus asociados y fanáticos a amenazarla y acosarla. Cardi B y sus asociados se involucraron en un “patrón de intimidación y acoso” contra ella cuando la amenazaron con violencia física, dice el expediente judicial. Además del miedo y la ansiedad que sufrió Kebe mientras lidiaba con un embarazo de alto riesgo, también incurrió en gastos inesperados asociados con su mudanza abrupta, dice su expediente.

Kebe dijo que la rapera era culpable de agresión y de causarle intencionalmente angustia emocional y que debería pagar los daños y los honorarios de los abogados. El juez federal de distrito William Ray desestimó en julio la demanda de Kebe y dijo que no había proporcionado evidencia que estableciera que Cardi B fue la causa real de cualquier presunto asalto o angustia emocional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.