Jurado delibera en juicio de líder ultraderechista por asalto al Capitolio

El jurado en el juicio sobre el fundador de Oath Keepers y otros cuatro miembros de esta milicia de extrema derecha comenzó a deliberar este martes para determinar si son culpables de "sedición" durante el ataque al Capitolio, después de casi dos meses de juicio en Washington.

Los doce miembros del jurado deben decir si el fundador, Stewart Rhodes, de 57 años, y las otras cuatro personas acordaron usar la fuerza el 6 de enero de 2021 en un intento por hacer fracasar la certificación del resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

Si les declara culpables serán los primeros participantes en el asalto a la sede del Congreso en ser condenados por "sedición", un cargo que se castiga con 20 años de cárcel. En el caso contrario será un revés para el Departamento de Justicia, que prevé juzgar pronto a miembros de los Proud Boys, otra milicia que participó en los actos violentos, acusándoles del mismo cargo.

Los fiscales acusaron a Rhodes y a los cuatro miembros de los Oath Keepers de haberse preparado para el asalto comprando armas y equipo de combate que habrían almacenado en un hotel cerca de Washington.

El día del asalto se unieron a los partidarios del presidente republicano Donald Trump, que invadieron el Capitolio para intentar evitar que se validara la victoria de su rival demócrata Joe Biden.

Rhodes se mantuvo al margen, pero según los fiscales, dirigió a los demás por radio "como un general en el campo de batalla".

Durante el juicio, Rhodes, reconocible por un parche negro en el ojo, negó "haber planeado" este ataque y sostuvo que la "misión" era velar por la seguridad de la manifestación. Su abogado pidió su absolución.

Aunque los jurados los absolvieran del cargo de sedición, los cinco también están acusados de "asociación delictiva".

Además, algunos acusados enfrentan cargos menores por destrucción de bienes, resistencia ante un oficial y obstrucción a la investigación.

Si el jurado no se pone de acuerdo este martes reanudará la deliberación la próxima semana porque todo el sistema judicial se tomará un fin de semana largo aprovechando que el jueves es Día de Acción de Gracias, una celebración en la que los estadounidenses se reúnen en familia para agradecer todo lo positivo de sus vidas.

chp/kar/erl/db