Juntos por el Cambio hizo un repudio orgánico a la decisión del Gobierno de retirar la demanda contra Nicolás Maduro

·4  min de lectura
Conferencia de prensa de Juntos por el Cambio
Fabián Marelli

Referentes de Juntos por el Cambio rechazaron la decisión del gobierno de Alberto Fernández de retirar su apoyo a la demanda presentada ante la Corte Penal Internacional de La Haya por crímenes de lesa humanidad en Venezuela atribuidos al régimen de Nicolás Maduro.

Si bien la noticia se conoció ayer, el canciller Felipe Solá informó que la decisión de la administración de Fernández fue una “consecuencia directa” de la salida de la Argentina del Grupo de Lima, que se concretó en marzo pasado.

Una de las primeras dirigentes de la coalición opositora que salieron a cuestionar la decisión del Gobierno fue la titular de Pro, Patricia Bullrich, quien vinculó el giro de la Argentina en materia de política exterior y el “alineamiento” con Venezuela con la fallida de negociación con Pfizer para adquirir vacunas contra el coronavirus.

“El Presidente reafirmó su apoyo al régimen de [Nicolás] Maduro, dejándonos alineados con una dictadura al borde del colapso”, lanzó Bullrich. Luego, añadió: “Y rechaza por cuestiones ideológicas la ayuda de Estados Unidos para vacunar a los argentinos. Esto también explica por qué no tenemos la vacuna de Pfizer”.

Repudio de Juntos por el Cambio a la decisión del Gobierno de retirar la demanda contra Venezuela
Juntos por el Cambio


Repudio de Juntos por el Cambio a la decisión del Gobierno de retirar la demanda contra Venezuela (Juntos por el Cambio/)

Por su parte, la secretaría de Relaciones Internacionales de Pro, a cargo de Fulvio Pompeo, manifestó su “contundente rechazo” a la posición de la Casa Rosada.

Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos durante la gestión de Cambiemos, recordó que la denuncia se impulsó ante la Corte Penal Internacional de La Haya con “el objetivo de defender los derechos humanos de miles de víctimas venezolanas”.

El 25 de marzo, al día siguiente de la oficialización de la ruptura con el Grupo de Lima, la Cancillería le envió una nota a la Corte Penal Internacional de La Haya, en la que argumentó las razones para excluirse de la demanda por las violaciones de los derechos humanos. Muchas de esas denuncias formaban parte del informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Grupo de Lima es un foro regional de 13 países que lideró las condenas internacionales contra el chavismo y al cual había adherido el gobierno de Mauricio Macri.

“Hoy, a contramano de la mejor tradición humanitaria que caracteriza a nuestro país, y dándole la espalda a las denuncias de graves abusos realizadas por organizaciones intergubernamentales como la Oficina de la Alta Comisionada de DD.HH. de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el gobierno nacional obstruye el camino hacia una investigación formal que les garantice a los venezolanos su derecho a la verdad y a la justicia”, agregó Pompeo.

Desde la CC-ARI, la fuerza que lidera Elisa Carrió, también repudiaron la postura del gobierno argentino. “La decisión de retirar a nuestro país de la demanda por crímenes de lesa humanidad cometida por la dictadura venezolana es un acto cómplice con las torturas, desapariciones y violaciones”, expresó Maximiliano Ferraro, titular del partido de Carrió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según el diputado nacional, “el respeto por los DD.HH. no se negocia”. “Los graves crímenes de Maduro merecen castigo”, completó Ferraro.

En tanto, Mario Negri, referente de la UCR y titular del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara baja, también arremetió contra la gestión de Fernández.

“En 2018, la Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú demandaron al gobierno de Maduro ante la Corte Penal Internacional. En 2021, el país no solo se fue del Grupo de Lima, sino que quitó el respaldo a la demanda”, repasó Negri. Y lanzó: “El kirchnerismo es cómplice de la violación de DD.HH. en Venezuela”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En esa línea, un puñado de exfuncionarios de Macri y dirigentes de la principal coalición opositora, como Graciela Fernández Meijide, Alfredo Cornejo, Jorge Faurie, Karina Banfi, Waldo Wolff, Paula Bertol, Ferraro y Bullrich, entre otros, firmaron un documento del Foro Argentino para el Restablecimiento de la Democracia en Venezuela para expresar su “más enérgico repudio” a la decisión del Gobierno de retirar la demanda contra Maduro.

“De esta manera se renuncia a la tradición histórica de denunciar y condenar las violaciones de Derechos Humanos en todas partes del mundo, y mucho más en Venezuela, país que ha acogido a tantos argentinos en los años oscuros de la dictadura militar”, indicaron.