Juntos por el Cambio le cierra la puerta a una reunión con Guzmán y exige un plan económico

·6  min de lectura
La mesa nacional de Juntos por el Cambio, hoy, tras el frustrado encuentro con Martín Guzmán
La mesa nacional de Juntos por el Cambio, hoy, tras el frustrado encuentro con Martín Guzmán

Tras la fallida reunión con el Gobierno por la deuda, las autoridades de Juntos por el Cambio (JxC) le cerraron hoy la puerta a una eventual reprogramación de la cita con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Decidieron que tomarán distancia de la negociación de la Casa Rosada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y renovaron su pedido para que el presidente Alberto Fernández presente un plan económico, que “favorezca” la inversión y la creación de empleo. En la cima del espacio preocupa la falta de rumbo del Ejecutivo ante la crisis.

Los jerarcas de la coalición opositora reclaman “un acuerdo serio, sin improvisaciones”. Y anticiparon que solo se sentarán a dialogar cuando el Gobierno presente una carta de intención del eventual arreglo con el organismo internacional. “El tratamiento [del acuerdo] en el Congreso debe ser transparente con todas las fuerzas políticas y de cara a la gente”, indicó JxC a través de un comunicado.

Versiones cruzadas en el Gobierno por la suspensión de la reunión con la oposición

A su vez, destacaron en su pronunciamiento, la coalición opositora “siempre ha dado muestras de colaboración y responsabilidad para el logro de acuerdos financieros internacionales”.

El Gobierno logró alinear posturas en JxC. La decisión del presidente Fernández de suspender la reunión entre Guzmán y las máximas autoridades de la coalición opositora para informarles sobre el estado de la negociación con el Fondo despertó un fuerte malestar en todas las vertientes del espacio. Es que tanto los referentes del ala moderada, que abogaban en los debates internos por facilitar una instancia de diálogo con la Casa Rosada por la deuda, como los jefes de los sectores más extremistas del conglomerado opositor, lanzaron una batería de críticas contra Fernández y el ministro de Economía por la suspensión del encuentro.

“Guzmán no quiere dar cuenta del ajuste que pactó con el Fondo”, bramó ayer el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien había negociado con el Presidente el encuentro con los líderes de JxC.

Tras la frustrada cumbre con el Gobierno por la deuda, la mesa de conducción nacional de la principal coalición opositora se reunió este mediodía en la sede del comité de la UCR para definir los próximos pasos de JxC. Es que el motivo original del mitin era debatir la postura que llevarían los representantes de la oposición a la exposición de Guzmán. Frustrada la presentación, los jerarcas de la fuerza decidieron mantener en pie la reunión.

Si bien el cónclave fue presencial, varios referentes de la oposición participarán de la discusión vía Zoom. Minutos antes de las 12, Morales, Gustavo Valdés (Corrientes) y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta ingresaron al edificio del centenario partido. También asisten Mario Negri (UCR), Luis Naidenoff (UCR), Maximiliano Ferraro (CC), Juan Manuel López (CC) y Maricel Etchecoin (CC).

El expresidente Mauricio Macri, Patricia Bullrich (Pro), Cristian Ritondo (Pro), Humberto Schiavoni (Pro), Alfredo Cornejo (UCR), Martín Lousteau (UCR) y Miguel Ángel Pichetto se conectaron de manera remota.

Versiones cruzadas en el Gobierno por la suspensión de la reunión con la oposición

La convocatoria al diálogo del Gobierno por la negociación con el FMI había divido aguas en el seno de JxC. Tras ser ungido como presidente de la UCR, Morales se puso al frente de las gestiones para unificar posturas entre “halcones” y “palomas”, y lograr que Fernández y Guzmán les concedieran una exposición exclusiva a las autoridades de la principal coalición opositora. En JxC sospecharon que la Casa Rosada buscaban una “foto” con la oposición en el tramo final de la pulseada con el FMI. Por eso, Larreta, Morales, Valdés y Rodolfo Suárez (Mendoza) no fueron a la exposición que brindó Guzmán en el Museo del Bicentenario ante los gobernadores. En Pro, la UCR y la CC argumentan que el diálogo con el oficialismo debe darse en el Congreso.

Tras varias idas y venidas, la cúpula de JxC confirmó que asistiría a la reunión “exclusiva” con Guzmán para interiorizarse sobre la negociación con el FMI, pero condicionaron su apoyo a que el Gobierno presente un programa económico y las metas que discute con el organismo internacional. Exigían que el ministro de Economía presente información “concreta y sustancial” sobre su plan y una “carta de intención” del acuerdo con el FMI. También quieren saber si la Casa Rosada tiene un plan B en caso de que no logre cerrar la negociación.

Con el correr de los días, la posibilidad de que Guzmán se reúna con los jefes de JxC perdió fuerza. El cambio de sede que dispuso el viernes el propio Presidente –dijo que no sería en el Congreso, como había acordado con Morales, sino en la sede del Palacio de Hacienda- puso en jaque la presentación. Está claro que la oposición quería que sea en el Parlamento, con los gobernadores y los jefes de los blqoues. La CC, incluso, bregaba para que asistieran todos los espacios con representación parlamentaria. Durante el fin de semana, las autoridades de JxC se mantuvieron en vilo a la espera de una confirmación oficial. Pero ayer los emisarios del Frente de Todos les confirmaron a los referentes cambiemitas que la reunión con Guzmán no se hacía. La jugada del oficialismo generó indignación en las filas de la oposición, sobre todo entre los moderados que reclamaban apertura al diálogo entre sus socios.

La advertencia de Martín Guzmán sobre el Fondo: “Puede perder legitimidad si la Argentina se desestabiliza”

“El ministro Guzmán no quiere mostrar el ajuste que propondrá al FMI. Frente al preocupante endeudamiento del país, desde la oposición elegimos tener una actitud responsable, conscientes de lo que esto implica para el pueblo. Lamentablemente, el Gobierno suspendió el diálogo”, señaló Morales.

El jujeño sospecha que el ministro de Economía no quiso revelar detalles de una supuesta propuesta que elevaría al organismo durante las próximas horas. Anoche, Guzmán se vio con Cristina Kirchner.

Por su parte, Patricia Bullrich (Pro), quien sospecha que la Casa Rosada no pretende cerrar un acuerdo con el FMI, lanzó: “Este es un Gobierno con modelo de libro cerrado. Se hablan a sí mismos”, indicó. Y agregó: “Les pedimos información y nos queda claro que sólo quieren una aprobación con sometimiento. Y es lo que no vamos a permitir”.

En tanto, la fuerza de Elisa Carrió reclamó “un acuerdo serio y sin improvisación por el bien de toda la Argentina y para que las cosas no empeoren”.

“Si existiere una carta de intención de acuerdo con el FMI su tratamiento en el Congreso debe ser transparente con todas las fuerzas políticas y de cara a la gente”, apuntó Ferraro, titular de la CC.

Larreta, quien esperaba que Guzmán exhibiera detalles de un plan y un eventual acuerdo con el Fondo, reiteró hoy que el Presidente debe mostrar un programa económico. “El plan económico es más importante que la reunión. Estábamos con toda la predisposición de participar con todos los gobernadores”, apuntó el acalde porteño, tras la suspensión del encuentro.

“Lo más preocupante es que no hay un plan económico que indique cómo vamos a tener un desarrollo más parejo y federal en todo el país”, completó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.