Juntos por el Cambio pidió el juicio político contra Alberto Fernández, pero no tiene los votos para impulsarlo

·6  min de lectura
Los jefes de bloques presentaron un pedido de juicio político contra el presidente de la Nación Alberto Fernández por sus amenazas públicas contra el fiscal Diego Luciani.
Los jefes de bloques presentaron un pedido de juicio político contra el presidente de la Nación Alberto Fernández por sus amenazas públicas contra el fiscal Diego Luciani. - Créditos: @Ignacio Sánchez

En un hecho sin precedentes en la historia parlamentaria reciente, la conducción en pleno de un bloque opositor –en este caso los diputados de Juntos por el Cambio-, presentó un pedido de juicio político contra un Presidente, Alberto Fernández. Lo hizo a sabiendas de que no tiene la mayoría agravada –dos tercios de los miembros presentes- para hacerlo efectivo: de lo contrario, difícilmente lo hubiese impulsado.

“Si en este clima de agitación política se le abriese el juicio político a Alberto Fernández con el voto opositor en el Congreso la conmoción sería total. Seríamos, además, funcionales a la estrategia del Gobierno y de Cristina Kirchner, que quiere instalar que el peronismo es víctima de una persecución política y judicial ”, se sinceró un encumbrado dirigente de Juntos por el Cambio, promotor –paradójicamente- del pedido de enjuiciamiento al jefe de Estado.

La estrategia de solicitar el juicio político al Presidente se gestó temprano por la mañana, luego que referentes del ala dura de Juntos por el Cambio insistieran con abarrotar los tribunales con denuncias penales contra el Presidente por sus críticas al fiscal Diego Luciani por su actuación en la causa Vialidad. “Era todo un desorden y los ‘talibanes’ de nuestro espacio estaban sacados”, relatan referentes de la coalición. Finalmente se encontró en la figura del pedido de enjuiciamiento, firmada por la conducción del interbloque en pleno, una salida elegante para responder a las ansias de los más duros, a sabiendas de que se trata de una medida simbólica.

En el texto, los legisladores acusan a Fernández por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones.

“Consideramos temerarias y amenazantes las declaraciones mencionadas [“Nisman se suicidó, espero que el fiscal Luciani no haga algo así”]; parecería que con ellas el Presidente de la Nación quisiera limitar o impedir la libertad de jueces y fiscales para que ejerzan su función con absoluta libertad en el marco de la ley como corresponde en un pleno estado de derecho”, reza el texto de la presentación realizada por los legisladores opositores y que lleva la firma de Cristian Ritondo (PRO), Mario Negri (UCR), Rodrigo de Loredo (Evolución), Juan Manuel López (CC), Margarita Stolbizer (Encuentro Federal), entre otros.

El proyecto opositor será girado a la Comisión de Juicio Político, que preside la oficialista Carolina Gaillard. El Frente de Todos cuenta con mayoría en esa comisión, por lo que es muy improbable que prospere. Además, el diputado Alejandro “Topo” Rodríguez, de Consenso Federal, también integrante de dicha comisión, no está de acuerdo con los fundamentos que esgrime Juntos por el Cambio para proponer el juicio político. “No podemos enjuiciar un Presidente por declaraciones periodísticas, sí por sus disposiciones de gobierno”, sostiene.

Críticas a Fernández

Durante la conferencia de prensa, los representantes de la oposición se refirieron en duros términos a las definiciones vertidas por Fernández durante una entrevista con el canal de noticias TN. “El presidente de la Nación no debe opinar, ni mucho menos intimidar, a la Justicia en la Argentina”, sostuvo Ritondo al momento de tomar la palabra este jueves, para después asegurar: “No vamos a permitir que el kirchnerismo avance sobre la división de poderes”.

El PJ bonaerense invitó a Cristina a su congreso y rechazó el “clima de hostigamiento y persecución”

“Como Poder Legislativo de la Nación, representando a este interbloque de la oposición, venimos a solicitarle, por violación al artículo 109 de la Constitución, el juicio político al Presidente”, continuó el dirigente de Pro. Y añadió: “Entendemos y sabemos a responsabilidad institucional que significa un pedido de juicio político por parte de la oposición, pero también entendemos lo que están pasando los argentinos al ver que un presidente de la Nación intenta intimidar, amenazar y violentar el trabajo de un poder que debe ser independiente”.

Por su parte, quien también condenó los dichos del Presidente fue la diputada Margarita Stolbizer. Para la dirigente de GEN, el problema radica en que Alberto Fernández “fija una posición en una causa judicial, algo que está totalmente vedado por la Constitución”. “El Presidente no puede inmiscuirse en causas judiciales que están en trámite. Eso es lo que hizo, y esa es la razón de nuestro pedido de juicio político”, sentenció la diputada.

Los jefes de bloques presentaron un pedido de juicio político contra el presidente de la Nación Alberto Fernández por sus amenazas públicas contra el fiscal Diego Luciani.
Los jefes de bloques presentaron un pedido de juicio político contra el presidente de la Nación Alberto Fernández por sus amenazas públicas contra el fiscal Diego Luciani. - Créditos: @Ignacio Sánchez

Así y todo, Stolbizer calificó de “muy incierto y difícil” que el pedido llegue a ser debatido en el recinto de la Cámara de Diputados. “Nosotros no desconocemos la mayoría agravada que se necesita para que un pedido así sea tratado, sin embargo nos pareció que lo importante era que esto no nos pasara desapercibido”, admitió. Y agregó: “Lo que no podía ocurrir es que después de todo lo que dijo el presidente anoche, nosotros no hiciéramos nada”.

Mario Negri (UCR), en tanto, advirtió: “Es la primera vez que todos los presidentes bloques de JxC pedimos el juicio político. Queremos ubicar la máxima responsabilidad que fija la Constitución para un presidente que no cumple con lo que ordena la Carta Magna”. Y añadió: “Lo de anoche en televisión fue un mensaje con código mafioso, no es un mensaje propio de un Presidente”. “Los temas judiciales se discuten en los tribunales, no en la calle como quiere el kirchnerismo”.

La desafortunada frase de Fernández

Anoche, el presidente Alberto Fernández habló por primera vez en una entrevista televisiva tras los rumores sobre un posible indulto a la vicepresidenta en el marco de la causa Vialidad, donde es juzgada como presunta jefa de una asociación ilícita. “Me pareció que era oportuno venir a hablar”, dijo en la señal TN.

En un momento, y sin que se lo mencionaran, Fernández hizo una desafortunada comparación entre Luciani y Nisman. Luego de que los periodistas le consultaran por la seguridad del fiscal, él dijo: “Alentar la idea de que le puede pasar a Luciani lo que le pasó a Nisman… hasta acá lo que le pasó a Nisman es que se suicidó. Hasta acá no se probó otra cosa. Espero que no haga algo así el fiscal Luciani”.

Tras la polémica declaración, prosiguió con las supuestas incongruencias existentes en el alegato del fiscal. “Luciani partió de una premisa insólita que decía que ella [en referencia a Cristina Kirchner] como Presidenta no podía saber lo que pasaba. Además, todos los delitos que le imputó [A Cristina Kirchner] son delitos que exigen dolo directo, es decir haber querido cometer el delito. ¿Cómo puede ser que saque esa conclusión?, resaltó.

Y acotó: “Dice también cosas tales como que un Gobierno es una asociación ilícita. Con toda franqueza, no lo conozco al fiscal Luciani, no sé cómo es su calidad doctrinaria, lo que sí digo es que es de una debilidad todo lo que ha dicho. Lo mismo había dicho para con Julio De Vido”.

Petición en Change.org

La frase de Fernández despertó la presentación de una petición en la plataforma Change.org, en busca de sumar firmas en favor del juicio político. “Dado su carácter presidencial, estos dichos podrían ser una sugerencia a que Luciani también resulte muerto. La peligrosa y deplorable expresión dichas por TV por un presidente, podría constituir una virtual sentencia de muerte. Deploramos las palabras del presidente Alberto Fernández y solicitamos se inicie el juicio político para destituirlo, por mal desempeño y la comisión de delitos en el ejercicio de la función pública”, sostienen los impulsores. Superó en cuestión de dos horas las 17.000 firmas digitales.