Juntos por el Cambio: Maximiliano Abad asumió la conducción de la UCR bonaerense tras su triunfo en la interna

·3  min de lectura
Erika Revilla aspirante a vicepresidente de la Convención Radical de la provincia de Buenos Aires
Erika Revilla aspirante a vicepresidente de la Convención Radical de la provincia de Buenos Aires

Después de imponerse en las elecciones internas del 21 de marzo pasado, el jefe del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados de la provincia Buenos Aires, Maximiliano Abad, asumió hoy como nuevo presidente de la UCR bonaerense, durante un acto que se realizó en la ciudad Mar del Plata. Debido a las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, el evento no contó con la presencia de militantes y fue transmitido a través de las redes sociales.

Abad, que se impuso en los comicios sobre el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quien fue apalancado por Martín Lousteau, sucede en el cargo a Daniel Salvador, exvicegobernador durante la gestión de María Eugenia Vidal.

El diputado de Juntos por el Cambio, quien contó con el apoyo de la estructura tradicional del partido durante la campaña, estará acompañado en la conducción de la UCR bonaerense por la intendenta de General Arenales, Érica Revilla, quien asumió como vicepresidenta.

Maximiliano Abad y Érica Revilla
Maximiliano Abad y Érica Revilla


Maximiliano Abad y Érica Revilla

Durante el acto, se transmitieron mensajes grabados de los principales referentes del radicalismo nacional, quienes empujaron la postulación de Abad en la pelea contra Posse. Aparecieron el titular de la UCR, Alfredo Cornejo; los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy); Rodolfo Suarez (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes); Ernesto Sanz; Mario Negri y Luis Naidenoff, jefes de los interbloques de Juntos por el Cambio en Diputados y en el Senado, respectivamente.

También participaron de manera virtual de la asunción de las nuevas autoridades de la UCR bonaerense la exgobernadora Vidal; el intendente de Vicente López y titular de Pro en la provincia, Jorge Macri; la líder de la CC, Elisa Carrió; y el exministro de gobierno y referente de Peronismo Republicano, Joaquín de la Torre.

La interna y el mensaje

Con un alto nivel de participación, votaron unos 105.000 afiliados, la lista encabezada por Abad se impuso por estrecho margen sobre Posse, postulante del sector opositor a la conducción de Salvador. En una definición reñida, el diputado ganó por apenas 3551 votos. Desde el oficialismo acusaron a la facción de Posse y Lousteau de tener una visión “rupturista”. Por su parte, el intendente de San Isidro y el senador nacional entienden que Salvador y la estructura tradicional del partido tuvo una postura “sumisa” y “cómoda” frente al macrismo en la provincia.

Tras la contienda interna, Abad y los caciques del radicalismo aseguraron que la fuerza está preparada para disputarle el liderazgo a Pro en el distrito más poblado del país.

“El radicalismo debe canalizar su presencia en todos los ámbitos de opinión y debate de nuestra sociedad y para eso resulta absolutamente necesario actualizar los mecanismos de comunicación, utilizando todos los medios disponibles para interactuar realmente con los sectores a la cual aspiramos a representar”, expresó Abad durante el acto.

La bomba con mensaje de la AFI

El flamante titular de la UCR bonaerense dijo que el partido aportará “una visión transformadora y progresista” a Juntos por el Cambio. “Fortalecer el partido implica también fortalecer nuestra presencia y nuestra voz en ese espacio”, indicó. “Nuestro partido está llamado a aportar una matriz ideológica clara que sea convocante para una sociedad que espera respuestas. Es decisiva la participación de la juventud y de las mujeres en la construcción de este radicalismo que viene”, completó.

Por último, Abad cuestionó con dureza la gestión de la pandemia del presidente de Alberto Fernández. “Hace más de un año que nuestro país vive en una situación de angustia, desesperanza e incertidumbre provocada por una pandemia, pero profundizada seriamente por un gobierno que no encuentra el rumbo, que no cree en el diálogo democrático y que marca una agenda política absolutamente alejada de los intereses y preocupaciones de las mayorías”, señaló.