Juno envía su primera imagen desde la órbita de Júpiter

La Sonda Juno de la NASA, que comenzó a orbitar a Júpiter el pasado 4 de julio después de un viaje que ha durado casi cinco años, ha logrado captar la primera imagen orbital del mayor de los planetas del Sistema Solar desde una distancia de 4,3 millones de kilómetros.

En la fotografía, que podéis ver sobre estas líneas, además de Júpiter (con su famosa mancha), se pueden divisar algunas de sus franjas de nubes y a tres de sus lunas mayores: Europa, Ganímedes e Io.

Tal y como indica el investigador principal de la misión Juno, Candy Hansen, la fotografía, que se tomó el pasado domingo 10 de julio de 2016 con la cámara JunoCam, indica que la sonda se encuentra bien y que ha sobrevivido sin daños a su pimer pase a través del ambiente de radiación extrema que rodea a Júpiter. “Para reducir las complicaciones en el momento de la llegada, durante la maniobra de inserción orbital, que duró 35 minutos, todos los instrumentos científicos permanecerion apagados”.

El encendido de parte del instrumental científico comenzó el pasado 6 de julio. Los científicos afirman estar ansiosos por trabajar con ellos para lograr las primeras vistas de los polos de Júpiter. En estos momentos, en realidad la sonda se está alejando de Júpiter hacia las regiones más distantes de la órbita altamente elíptica en la que los científicos la han ubicado, y que Juno tarda 53 días en completar.

Hansen afirma que la cámara JunoCam que ha captado esta primera imagen, seguirá tomando instantáneas a medida que complete su primera óbita. Además advierte de que la calidad de esta primera imagen no tiene nada que ver con las que esta cámara puede tomar. De hecho las primeras imágenes a alta resolución no se tomarán hasta el próximo 27 de agosto, cuando Juno realice el primer sobrevuelo cercano a Júpiter.


La misión Juno, valorada en 1.100 millones de dólares, tiene como objetivo el estudio de los campos mangético y gravitatorio de Júpiter, así como el de la estructura interna y composición del gigante gaseoso. Los datos captados por Juno deberían ayudar a los cientificos a comprender como se formó y evolucionó Júpiter.

Cuando concluya la misión (allá en febrero de 2018), Juno habrá realizado 37 sobrevuelos a Júpiter, durante los cuales escrutinará el mayor de los planetas del sistema solar a través de nueve instrumentos científicos diferentes. En su momento de máximo acercamiento se situará a apenas 4.100 kilómetros de distancia. La gran mayoría de estas órbitas se ralizarán en solo 14 días y no en 53 como la actual. Para realizar este cambio en la duración de la órbita, Juno activará sus motores durante 22 minutos el próximo 19 de octubre de 2016.

A pesar de que no hemos hablado más que de la cámara JunoCam, este no es el instrumento principal de la misión, de hecho, los investigadores la colocaron simplemente para lograr llamar la atención del público.

El final de la misión acabará de forma “trágica” para Juno, ya que los científicos tienen planeado que se zambulla en la densa atmósfera de Júpiter.

Me enteré leyendo Space.com.