Julio de Vido y Ricardo Echegaray tomaron distancia de los US$800.000 de la valija de Antonini Wilson

·5  min de lectura
Julio De Vido y Ricardo Echegaray
Julio De Vido y Ricardo Echegaray

El exjefe de la Aduana y posterior titular de la AFIP Ricardo Echegaray y el exministro Julio De Vido, que enfrentan un juicio oral y público a raíz de la llegada al país en un avión privado del venezolano Alejandro Antonini Wilson con 800.000 dólares , supuestamente para financiar la campaña electoral de Cristina Kirchner, tomaron distancia de esa situación al ser indagados este miércoles por el tribunal que los juzga. El exfuncionario Claudio Uberti, que estaba en el avión, se negó a declarar.

Ante los jueces Luis Losada, Ricardo Fornari y Diego García Berro, Echegaray explicó en la sala de audiencias sus funciones, cómo se realizaba el control de pasajeros de manera aleatoria y dijo que no era nada raro que las principales autoridades de la Aduana hubieran concurrido al aeroparque Jorge Newbery esa mañana del domingo 4 de agosto de 2007, cuando Antonini Wilson llegó a la zona de arribos de vuelos privados con una valija con US$790.550.

Concluyó la reunión entre Alberto Fernández y Joe Biden

En el vuelo se encontraba el entonces jefe del Occovi (el organismo que controlaba los peajes) Claudio Uberti, que esta entre los acusados. Echegaray reconoció que Uberti lo llamó esa mañana y el exjefe de la AFIP dio a entender que buscaba que intercediera ante el hallazgo del dinero y la actuación administrativa que se había realizado, labrando un acta y decomisando la plata que quedó guardada en una caja fuerte de Aeroparque. Dijo Echegaray que no eran de la misma corriente política que Uberti.

Ricardo Echegaray
Ricardo Echegaray

Echegaray dijo no se enteró del secuestro del dinero por Uberti, sino que lo hizo por una comunicación de la responsable de la Aduana de Ezeiza, Siomara Ayerán. Le exhibieron una serie de comunicaciones que recibió esa mañana y dijo que no las atendió. Explicó que en lo listados aparecen como de un minuto de duración porque fueron respondidas por su contestador .

No entiendo de qué me acusan”, dijo Echegaray y señaló que si lo hacen por no haber denunciado el episodio, dijo que no tenía nada que denunciar.

Por su parte, Julio De Vido declaró acerca de una serie de convenios que se estaban negociando con Venezuela, relacionados con la cuestión alimentaria y energética. Dijo que en la visita que realizó Hugo Chávez se firmaron esos convenios.

Narró una anécdota donde recibió a un alto funcionario norteamericano que le reclamó por el incremento del intercambio comercial con Venezuela, que llegaba a los 2200 millones de dólares. Y que de Vido entonces le hizo notar que el intercambio con Estados Unidos era de 23.000 millones. “Parece que estamos financiando la revolución bolivariana”, recordó que le dijo el norteamericano.

Fue a raíz de la declaración como testigo de identidad reservada de un chofer; buscan precisar si puede tener vinculación con el vuelo de Antonini Wilson
Fue a raíz de la declaración como testigo de identidad reservada de un chofer; buscan precisar si puede tener vinculación con el vuelo de Antonini Wilson

Dijo que tras la firma de convenios con el gobierno de Chávez empezó “el armado de causas” en su contra, con el argumento de que “De Vido no podía no saber”. Indicó que desde ese momento se habló de “las manos derechas de De Vido”, relacionadas con diversos casos judiciales. “ A juzgar por los medios he tenido más manos derechas que un pulpo ”, dijo.

Mencionó asimismo al presidente Alberto Fernández, al pasar, cuando dijo que mantuvo un fin de semana en medio de esas conversaciones con Venezuela, una reunión en la jefatura de Gabinete -a cargo entonces del actual mandatario- con un funcionario venezolano que estaba en la región.

Y remarcó que Enarsa, la empresa de energía que había contratado el vuelo privado en el que llegó la valija con el dinero, era “un sociedad anónima del Estado”. Y aclaró: ” Yo como ministro no la gestionaba ”. Luego dijo que no conocía a Antonini Wilson y dijo que era ajeno a la organización del vuelo.

En la jornada de hoy fue invitado a prestar declaración indagatoria Claudio Uberti, que estaba en avión. Tras expresar sus datos personales y mencionar que actualmente se dedicaba a la consultoría, manifestó que por el momento iba a hacer uso de su derecho de negarse a declarar. La audiencia continuará la semana próxima, con la declaración de los primeros testigos.

En este juicio, los acusados son además Rosa García, una exfuncionaria que era la jefa de la Aduana en la jurisdicción de aeroparque Jorge Newbery, María Cristina Gallini, jefa de turno de equipajes, Jorge Lamastra, guarda de Aduana que revisó la valija con el dinero y el funcionario de la Aduana Guillermo Lucángeli, quien ayer también declaró.

Qué cambia en los comicios sin Macri

El decomiso de casi US$800.000 se mantuvo oculto durante las primeras horas, período en el que Uberti se reunió de urgencia esa mañana de domingo con el entonces presidente Néstor Kirchner, en la Quinta de Olivos, y con Antonini Wilson, en su hotel. El venezolano, por su parte, ingresó a la Casa Rosada para presenciar un acto que protagonizaron Kirchner y Hugo Chávez.

Tras el estallido del escándalo, sin embargo, Antonini huyó a Uruguay y de allí a Estados Unidos, donde colaboró con el FBI. Meses después, en diciembre de 2007, cuatro venezolanos y un uruguayo fueron detenidos en el estado de Florida, acusados de intentar obtener su silencio con millones de dólares, en bolsos. Tres de ellos se declararon culpables; el restante fue declarado culpable y enviado a prisión. Allí se supo que la plata tenía como destino la campaña de Cristina Kirchner.