Julio De Vido dijo que está “muy preocupado” por su seguridad tras el atentado a Cristina Kirchner: “Somos todos blancos móviles”

·3  min de lectura
El exministro de Planificación, Julio De Vido
El exministro de Planificación, Julio De Vido - Créditos: @Emiliano Lasalvia

El exministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido, dijo que se encuentra “muy preocupado” por su seguridad tras el atentado que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner frente a su casa del barrio porteño de Recoleta. En declaraciones radiales, se refirió a sí mismo como un “blanco móvil” y alertó sobre la posible comisión de nuevos atentados. También calificó de “mamarracho” el juicio de la llamada causa Vialidad, en el que es uno de los principales acusados.

En diálogo con AM 530, al exfuncionario del kirchnerismo le consultaron si creía que un intento de magnicidio como el ocurrido el 1° de septiembre podría repetirse en la Argentina, a lo que contestó sin vacilación: “Claro, me preocupa. Mi propia seguridad también y la de los compañeros que están presos. Ahí sí que hay riesgo, así que estoy muy preocupado por eso. Pero la vida, y Néstor [Kirchner] sobre todo, me enseñó que más que preocuparse hay que ocuparse, así que estamos tratando de prevenir situaciones desagradables”.

Sin embargo, agregó: “Pero está claro que somos todos blancos móviles. Cristina es la número uno y ya quedó perfectamente claro. Hay declaraciones de [Gabriel Nicolás] Carrizo (líder de la denominada “banda de los copitos”) diciendo que un soldado voluntario en Río Gallegos habría hablado de la posibilidad de matar a Máximo [Kirchner] y van a seguir los nombres. Si no paramos esta locura y esta impunidad, estas cosas van a suceder”.

Más tarde, vinculó a los servicios de inteligencia con el atentado contra la vicepresidenta. A ese respecto, sostuvo: “No podemos desconocer bajo ningún aspecto que los servicios de inteligencia están atrás. Cuando vos ves gente que aparenta ser lumpen del suburbano defendido por abogados que tienen una clara vinculación con los servicios de inteligencia...”.

Así, hizo alusión a los letrados de Carrizo, Gastón Marano, quien es es exasesor de un senador por la provincia de Chubut, Ignacio Torres, que pertenece al PRO en la comisión bicameral que vigila a los organismos de seguridad e inteligencia; y Fernando Sicilia, que es defensor de Leandro Araque y Facundo Melo, dos integrantes de la banda de espionaje ilegal que trabajaba a las órdenes de Silvia Majdalani en la AFI durante el gobierno de [Mauricio] Macri.

Por último, cuando a De Vido le preguntaron acerca de su visión sobre un posible diálogo entre el oficialismo y la oposición para desescalar tensiones, se limitó a decir: “Prefiero no contestar”.

Sobre el desarrollo del juicio de Vialidad

En otro tramo de la entrevista, al exministro le preguntaron por el desarrollo del juicio de Vialidad, donde los fiscales pidieron una condena de diez años de prisión en su contra por asociación ilícita y administración fraudulenta agravada. Entonces, calificó de “mamarracho” el proceso y señaló: “Estoy muy iluminado por el alegato de mis abogados y del doctor [Carlos] Beraldi (abogado de Cristina Kirchner)”.

Tras ello, se diferenció de la vicepresidenta, quien afirmó en reiteradas ocasiones que “la condena está escrita”. “Yo creo que no, lo cual no quiere decir que sea optimista, porque eso sería ser un estúpido”, sostuvo y agregó: ”Yo creo que la expresidenta lo dice en forma alegórica. Yo tampoco soy un intérprete de lo que ella dice (...) pero parece que es un tema terminado y se le está quitando la última oportunidad al tribunal de rectificar inclusive algunas conductas y situaciones incompatibles con su función de jueces, como la imposibilidad de nuestros defensores de hablar en el inicio de la causa y las penurias que tuvimos que soportar quienes estábamos detenidos para escuchar el juicio”.