Julio Menchaca se compromete a desterrar corrupción e impunidad

·2  min de lectura

PACHUCA, Hgo., septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Al rendir protesta como el primer gobernador de Hidalgo surgido de la oposición, el morenista Julio Menchaca Salazar aseguró que en su gobierno no habrá espacio para la corrupción ni para la impunidad.

En la Plaza Juárez, de Pachuca, convertida para la ocasión en sede del Congreso estatal, el mandatario estatal aseguró que se inicia un nuevo capítulo en el que habrá de manera democrática la ciudadanía eligió un cambio de rumbo, para terminar con las malas prácticas de un sistema "que ya se fue para siempre".

"Erradicaremos la corrupción, la impunidad, para llevar los recursos públicos a dónde la gente lo necesita. A partir de este día comenzaremos a combatir los abusos para desmantelar el sistema que nos ha lastimado a todos", puntualizó.

Ante el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, representante del presidente Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a encabezar un gobierno cercano, justo, honesto, austero transparente y cercano a la gente.

"Como gobernador garantizo: 'Al margen nada y por encima de la ley nadie'. Viviremos en un auténtico estado de derecho. No habrá espacio para la corrupción ni para la impunidad", ofreció.

En la sesión de apertura del período de sesiones del Congreso hidalguense, Menchaca Salazar aseguró que sin autoritarismo es posible alcanzar la modernidad y la justicia social, sin excluir a nadie

"Ha llegado el momento de devolver al ejercicio del poder el sentido ético y moral, quitándole la frivolidad, la opulencia y el derroche. Debemos devolverle a la política su dignidad y a los políticos su vocación social y de servicio público. Eliminaremos la estructura institucional al servicio del negocio de unos cuantos", subrayó.

Julio Menchaca cerró su primer mensaje como gobernador con la promesa de gobernar con la gente y no decepcionar. "Hidalguense: llegó el momento de poner orden y tengan la seguridad, no les voy a fallar", remarcó.