Julio Alak: "No hay un plan oficial para liberar presos en la provincia"

Hernán Cappiello

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, negó "categóricamente" que hubiera un plan oficial para liberar presos en territorio bonaerense y dijo que los beneficios que reciben los detenidos se dan en el marco de la ley.

"Niego categóricamente que en la Provincia de Buenos Aires exista un plan para liberar detenidos", expresó Alak. Y agregó: "La Constitución y las leyes solo facultan al Poder Judicial a detener, liberar o conceder prisiones domiciliarias".

Alak salió al cruce de las expresiones de los legisladores de la oposición, que habían señalado que el gobierno bonaerense tenía un plan para sacar a los presos de las cárceles.

El funcionario del gabinete de Axel Kicillof señaló que "los pedidos de prisiones domiciliarias son solicitados mayoritariamente por los defensores públicos que dependen de la Procuración General del Poder Judicial. Asimismo de este órgano dependen los fiscales que están habilitados para consentir o apelar las resoluciones judiciales". Es la primera vez que se sienta posición en forma pública desde la cartera bonaerense que tiene a su cargo las cárceles.

Alak remarcó que "el Poder Ejecutivo provincial no está facultado para peticionar o decidir sobre libertades o morigeraciones de pena de los privados de libertad".

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, también había salido a cruzar directamente a la senadora provincial Felicitas Beccar Varela, quien había hablado de las liberaciones masivas, y le dijo que si tiene conocimiento sobre un "plan estratégico", como legisladora debe denunciarlo ante la justicia porque es funcionaria pública y tiene la obligación de hacerlo. De lo contrario debe retractarse y pedir disculpas.

Beccar Varela, apuntó en un audio de WhatsApp que se hizo viral que el Gobierno nacional tiene un plan para liberar a los presos para formar "patrullas que amenacen a jueces" y expropien el capital, y que el coronavirus es tan solo una excusa del Ejecutivo para "fundir a las empresas" para luego estatizarlas.

"El coronavirus es una excusa para cerrar la economía, para cerrar las fronteras y para que todos los comercios e industrias fundan y una vez que funden empiezan a estatizar. Compran las empresas a precio muy barato y si no te las pueden comprar te la sacan", denunció la senadora, quien puntualizó que el oficialismo "va a ir por el sector agropecuario, que es lo poco que va a quedar en pie".