A Julian Assange no se le permitió casarse en la cárcel para “quebrarlo en lo psicológico”, dice prometida

·5  min de lectura

A Julian Assange se le impide casarse dentro de su cárcel británica de alta seguridad como parte de un esfuerzo concertado para intentar quebrarlo de forma psicológica, alega su prometida.

Stella Moris, de treinta y ocho años, madre de dos hijos con el fundador de WikiLeaks, dijo que la pareja había pedido permiso para casarse en la prisión de Belmarsh de Londres, donde Assange está detenido desde abril de 2019 mientras lucha contra los esfuerzos para extraditarlo a EE.UU.

Tenían la esperanza de casarse el mes pasado a través de la Oficina de Registro de Greenwich, cuyo registrador tiene la autoridad para casar prisioneros. Después de varias semanas de demora, el alcaide de la prisión escribió a los abogados de la pareja y les informó que todas las solicitudes deben remitirse al Servicio de Fiscalía de la Corona (CPS).

El CPS, la agencia fiscal independiente británica, actúa en nombre del gobierno de EE.UU. en su intento de forzar la extradición de Assange a ese país y enfrentar dieciocho cargos, incluidos diecisiete bajo la Ley de Espionaje de 1917.

Moris inició acciones legales contra el alcaide de la prisión, así como contra Dominic Raab, el secretario de Estado de Justicia del Reino Unido, quien también es el adjunto de Boris Johnson.

Afirma que el intento de interferir en los asuntos personales de la pareja es parte de un esfuerzo más amplio para intentar socavar la fuerza de voluntad de Assange, quien ahora ha pasado veinte meses en Belmarsh.

“No hay razones legítimas para interferir con él. Es algo bastante básico, esencial, algo humano, y no es para los servicios de inteligencia, nuestros políticos ni nadie más”, declaró Moris a The Independent en una entrevista.

"Me enfurece que incluso se interfiera con esto".

Moris, quien aclaró que ella y el fundador de WikiLeaks habían sido pareja durante varios años, comentó que habían hablado de casarse el año pasado. Informaron de manera formal a las autoridades de Belmarsh en el verano y, después de varios retrasos, esperaban que se llevara a cabo una ceremonia la semana pasada.

Declaró que fue entonces cuando se les informó de la necesidad de ponerse en contacto con CPS, una agencia que, según ella, tenía un claro conflicto de intereses dado que trabajaba para extraditar a Assange a EE.UU.

“Es irritante que la agencia que representa al país que ha estado conspirando para matar a Julian, que lo tortura de forma psicológica y lo acosa, sea la que decida si podemos casarnos”, aclaró.

Moris aseveró que cualquier cosa relacionada con su prometido tendía a atraer el interés de los servicios de inteligencia británicos y también era referida a los niveles más altos. Agregó que no creía que el alcaide de la prisión de Belmarsh, Jenny Louis, fuera la persona que manejaba los hilos.

Ella aseguró que el incidente fue la última pieza de "comportamiento muy criminal y poco ético que hace la vida de Julian imposible en todos los aspectos, [y] para tratar de afectarlo y quebrantarlo de forma psicológica".

Ella no es la única persona que hace tal afirmación. Nils Melzer, el relator especial de la ONU sobre la tortura, ha dicho con frecuencia que Assange es perseguido por sus acciones y que su trato equivale a "tortura".

Los partidarios de Assange dicen que es castigado por haber expuesto lo que consideran crímenes de guerra, perpetrados por EE.UU. y sus aliados durante la llamada "guerra contra el terror".

Muchos periodistas de alto perfil, incluidos aquellos con los que ha tenido una relación a veces irritable, han dicho que su extradición a EE.UU. por publicar tales revelaciones sería un golpe al principio de libertad de expresión y al periodismo de investigación en general.

Assange, un ciudadano australiano, fue arrestado por la policía británica después de pasar cinco años en la embajada ecuatoriana en Londres, donde había solicitado asilo político mientras luchaba por evitar la extradición a Suecia, donde la policía alegó que querían investigarlo por dos acusaciones de agresión sexual. Assange negó las afirmaciones y expresó que creía que lo llevarían a EE.UU.

En abril de 2019, después de un cambio de liderazgo en Ecuador, se le informó a Assange que ya no podía permanecer en la embajada, por lo que fue encarcelado por un tribunal británico durante doce meses por saltarse la fianza. En ese momento, EE.UU. anunció que había acusado a Assange de conspiración para obtener acceso a una computadora del Pentágono. Un mes después de eso, reveló diecisiete cargos más graves bajo la Ley de Espionaje de 1917.

En enero de 2021, un juez británico rechazó la solicitud de EE.UU. de extraditar a Assange y dictaminó que su encarcelamiento en el sistema penitenciario estadounidense podría resultar en su suicidio. Sin embargo, un tribunal de apelaciones otorgó a las autoridades estadounidenses el derecho de impugnar esa decisión, lo que hicieron el mes pasado. Aún está pendiente un fallo sobre ese recurso.

Assange fue arrestado por la policía británica tras pasar cinco años en la embajada ecuatoriana en Londres (Getty)
Assange fue arrestado por la policía británica tras pasar cinco años en la embajada ecuatoriana en Londres (Getty)

En esa audiencia, los abogados del gobierno de EE.UU. afirmaron que la amenaza al bienestar de Assange había sido exagerada. Mientras tanto, los abogados del fundador de WikiLeaks destacaron las revelaciones de Yahoo News sobre un complot de la CIA para capturarlo o incluso matarlo.

Nadie del Ministerio de Justicia del Reino Unido, el CPS o la prisión de Belmarsh respondió de inmediato a las preguntas. La acción legal les da hasta el 12 de noviembre para responder a la demanda de los abogados que trabajan en nombre de Assange y Moris.

Cuando se le preguntó por qué la pareja necesitaba casarse en este momento, en lugar de esperar hasta que se resolviera el caso, Moris respondió: "Hemos estado comprometidos durante años y años, y hemos querido e intentando casarnos".

Dijo que la pareja sentía que no se les debería impedir tomar una decisión que debería depender de ellos, y que se les debería permitir "continuar con nuestras vidas dentro de lo que debería estar bajo nuestro control".

Cuando se le preguntó sobre la probabilidad de poder casarse en EE.UU. si Assange fuera extraditado, respondió: "Si Julian es extraditado a EE.UU. es algo que lo matará".

Relacionados

Julian Assange: familia y simpatizantes se reúnen en el Tribunal Superior para audiencia de apelación de extradición

Abogado: Promesas EEUU sobre Assange son insuficientes

Complot de la CIA para secuestrar o matar a Julian Assange en Londres es una historia que se está ignorando por error

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.