Julian Assange: familia y simpatizantes se reúnen en el Tribunal Superior para audiencia de apelación de extradición

·4  min de lectura

Los simpatizantes de Julian Assange se reunieron frente al Tribunal Superior el miércoles, antes de una impugnación legal de dos días por parte de Estados Unidos contra una decisión de no otorgar su extradición.

Los carteles que decían "no extradición" y "verdad" iban acompañados de fuerte música y cánticos cerca de los escalones que conducían al tribunal en el centro de Londres.

Assange, de 50 años, es buscado en Estados Unidos por acusaciones de conspiración para obtener y divulgar información de defensa nacional, luego de la publicación de WikiLeaks de cientos de miles de documentos filtrados relacionados con las guerras de Afganistán e Irak.

Inicialmente, el australiano no pudo ser visto en un enlace de video desde la prisión de Belmarsh, donde ha estado desde 2019, cuando comenzaron los procedimientos el miércoles. Sin embargo, más tarde apareció en una pantalla en el tribunal con cubrebocas negro, camisa blanca y corbata oscura, unos 40 minutos después de la audiencia.

Tanto el tribunal principal como el tribunal de desbordamiento de los Tribunales Reales de Justicia estaban completamente llenos, mientras los medios de comunicación y el público se reunían para observar los procedimientos del día.

James Lewis QC, en representación de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, argumentó que las garantías sobre el posible trato de Assange en Estados Unidos significaban que la jueza de distrito Vanessa Baraitser debería haber fallado a favor de su extradición.

Lewis aseguró que Baraitser habría rechazado una solicitud bajo la Sección 91 de la Ley de Extradición de 2003, según la cual la condición física o mental de una persona puede actuar como un impedimento para la extradición si fuera injusta u opresiva.

Baraitser dictaminó en enero que Assange no debería ser enviado a Estados Unidos, citando un riesgo real de suicidio.

Leer más: EEUU apelará decisión británica de no extraditar a Assange

La jueza concluyó que existía un riesgo real de que Assange fuera sometido a medidas administrativas especiales (SAMS) y detenido en la cárcel ADX Florence Supermax, una prisión de máxima seguridad cerca de Colorado, si era extraditado.

Simpatizantes del fundador de Wikileaks, Julian Assange, protestan fuera de la corte en Londres (Andy Rain/EPA)
Simpatizantes del fundador de Wikileaks, Julian Assange, protestan fuera de la corte en Londres (Andy Rain/EPA)

Desde entonces, Estados Unidos ha brindado garantías, incluido el consentimiento de que sea trasladado a Australia para cumplir cualquier condena de prisión que se le pueda imponer.

Dirigiéndose al Lord Presidente del Tribunal Supremo Lord Burnett y Lord de Justicia Holroyde en el Tribunal Superior, Lewis dijo: "decimos a la luz de las garantías, el juez de distrito habría desestimado la solicitud de la Sección 91 y habría enviado el caso al Secretario de Estado".

Añadió que si Baraitser "hubiera aplicado la prueba correcta" o hubiera evaluado "correctamente" la "evidencia en general", habría rechazado la solicitud de la Sección 91.

Lewis argumentó que incluso si Assange fuera sometido a medidas administrativas especiales y a la cárcel ADX Florence Supermax, aún no infringiría el artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos (CEDH), que prohíbe la tortura y los "tratos o penas inhumanos o degradantes".

Un dibujo de Julian Assange que apareció vía videollamada en la corte (Elizabeth Cook/PA)
Un dibujo de Julian Assange que apareció vía videollamada en la corte (Elizabeth Cook/PA)

La pareja de Assange, Stella Moris, y el padre John Shipton se encontraban entre los que llegaron a la corte el miércoles.

Moris dijo a los periodistas: “estoy muy preocupada por la salud de Julian, lo vi el sábado, está muy delgado.

“Espero que los tribunales pongan fin a esta pesadilla, que Julian pueda volver a casa pronto y que prevalezcan los sabios.

“Nos preocupa mucho que no pueda estar hoy aquí para dar instrucciones a sus abogados, para poder pedir aclaraciones sobre lo que está sucediendo en la corte.

"Julian nunca debería ser extraditado".

También se vio a los simpatizantes montando una marquesina fuera de la corte.

Entre ellos se encontraba Nicholas Rainer, de 26 años, de Barking, al este de Londres, quien dijo: “siempre que Julian está en la corte, yo también estoy aquí. Siguen tratando de silenciarlo y eso significa que están tratando de silenciarnos a nosotros.

“Debería ser libre, no hay razón para que esto siga sucediendo. Con suerte, la corte hará lo correcto".

Sadia Kokni, de 40 años, de Merton, suroeste de Londres, declaró: “es muy importante estar aquí, no solo es importante para los periodistas, es importante para todos a nivel mundial.

"Es por las atrocidades que ha expuesto, es un buscador de la justicia y la verdad que defiende a todos; estamos aquí para asegurarnos de que se haga justicia".

Relacionados

Julian Assange está ‘enfermo y muy mal’ mientras lucha contra extradición a Estados Unidos, revela su pareja

Complot de la CIA para secuestrar o matar a Julian Assange en Londres es una historia que se está ignorando por error

Trump niega informe que consideró asesinar a Julian Assange

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.