Julia Mengolini dijo que fumó marihuana durante el embarazo y los especialistas la cruzaron

·5  min de lectura
Julia Mengolini reveló que fumó cannabis durante el embarazo y abrió el debate a las consecuencias que este hábito tiene sobre la gestante y el feto.
Instagram: @juliamengo Verificad

Julia Mengolini contó el martes pasado en su programa de radio que “fumó porro” durante todo su embarazo. La periodista afirmó que usó los efectos de la planta para “para calmar los dolores y molestias” que sentía. Y abrió la polémica. LA NACION consultó con dos especialistas respecto de las consecuencias que este hábito puede traer para la gestante y el feto.

El doctor Fernando Neuspiller (MN 82.815), especialista en medicina reproductiva y director de IVI Buenos Aires, explicó a este medio que es un tema difícil de investigar, ya que habitualmente aquellas personas que fuman cannabis también consumen tabaco. Pero indicó que “está comprobado que hay más riesgo de parto pretérmino -en vez de nacer promedio a las 40 semanas, lo hacen antes- y existe evidencia de que nacen con menos peso”.

Advirtió EE.UU. sobre el aumento de los delitos vinculados con el narcotráfico

Asimismo, el médico ginecólogo resaltó que el consumo de cannabis durante el embarazo “aumenta el riesgo de aborto y de muerte periparto (antes del nacimiento)”.

La periodista Julia Mengolini desató la polémica al contar que fumó cannabis durante todo el embarazo de su hija Rita.
Instagram: @juliamengo Ve


La periodista Julia Mengolini desató la polémica al contar que fumó cannabis durante todo el embarazo de su hija Rita. (Instagram: @juliamengo Ve/)

En torno a cómo puede afectar el consumo al feto y, posteriormente, al bebé, niño y adolescente en que se convertirá, el doctor Claudio Waisburg (MN 98128), neuropediatra y director del Instituto SOMA, indicó a LA NACION: “Un número grande de evidencias científicas y observacionales sugieren que el cannabis durante el embarazo y la lactancia afecta negativamente la salud infantojuvenil”.

Ángel de Brito cruzó a Viviana Canosa: "Alguien que le avise a la científica"

“Y existe una especial susceptibilidad del sistema nervioso durante la etapa intrauterina o prenatal, y posnatal a la acción del cannabis”, continuó. En ese sentido, citó cuatro estudios -que van de 1978 a 2015- y advirtió: “El cannabis atraviesa fácilmente la placenta y la leche materna, alcanzando los receptores cannabinoides e induce un cambio en la expresión génica, ruta y en los niveles de neurotransmisores”.

En concreto, el médico afirmó que las evidencias científicas exponen que “los niños y adolescentes expuestos durante el embarazo a cannabis se asocian a alteraciones en el desarrollo cognitivo, que se manifiestan en forma más clara a partir de los tres años”. Y entre los efectos resaltó: una mayor tasa de fracaso escolar, conducta hiperactiva y falta de atención.

En los adolescentes, el neurólogo citó resultados del “Proyecto nacer y crecer” (PHSU), de España, que incluye el seguimiento de 1000 familias en riesgo de exposición a alcohol, cannabis y otras drogas durante el embarazo. Y reveló que se detectó “un mayor riesgo de inicio en el consumo de otras drogas”. Frente a lo cual, consideró: “Es probable que el inicio de las adicciones en la adolescencia esté influido por las alarmantes tasas de exposición intrauterina”.

Pero esta no es la única consecuencia detectada en niños nacidos de madres que fumaron cannabis durante el embarazo. Waisburg hizo referencia también al síndrome de abstinencia que sufre el bebé recién nacido. “La exposición al cannabis intraútero al ser adictivo provoca una abstinencia neonatal que a veces pasa desapercibida por las características del cannabis. En general, son recién nacidos que tienen una mayor excitabilidad, llanto e irritabilidad”, detalla el especialista.

LA NACION consultó a cinco especialistas en obstetricia antes de cerrar esta nota. Y, pese a que algunos prefirieron no entrar en la polémica, todos coincidieron en que es desaconsejable el consumo de cannabis durante el embarazo.

Los dichos de Mengolini

Julia Mengolini contó el martes pasado en su programa de radio que fumó “porro durante todo el embarazo”. Con motivo del “Día Internacional de la Marihuana”, la periodista afirmó que usó los efectos de la planta para “para calmar los dolores y molestias” que sentía.

Todo comenzó con el mensaje de una oyente al programa radial Segurola y Habana (Futurock), llamada Celeste, que le comentaba a la conductora que estaba embarazada y “extrañaba el porro”.

“¿Decimos la verdad?”, consultó Mengolini a su equipo. Y lanzó: “Yo fumé porro todo el embarazo”. Luego, explicó: “Si no hubiese sido por esa planta milagrosa me hubiese sentido para el ort... todo el embarazo porque me resultó curativa. Hay un malestar propio del embarazo, que te sentís cansada con nauseas. Al segundo mes de sentirme mal y estar tirada en la cama. Después de mucho estudio, de haber leído sobre el tema publicado, dije esto no le puede hacer mal a Rita (su hija)”.

Gladys "La Bomba" Tucumana se quebró en llanto al pedir por la salud de su hermana

Mengolini afirmó al aire que tras fumar cannabis se le fue el malestar. Y sostuvo: “Yo zafé el embarazo gracias a la marihuana”.

La periodista se dio cuenta de que lo que había contado era polémico y aclaró: “No es una recomendación. Imaginen que no me voy a animar a recomendar esto. En mi experiencia nunca sentí que le podía hacer daño a Rita con eso, sino todo lo contrario, que me estaba haciendo muy bien a mí”.

La conductora radial reconoció que leyó “algunos estudios publicados, que no tenían rigor científico” para saber si lo que hacía podía dañar al feto. “Todos estaban basados en encuestas. No está la comprobación de que el THC (principal constituyente psicoactivo del cannabis) traspasa la placenta”, sostuvo, aunque reconoció que los resultados eran “inciertos”.

Drogas: por un cambio de enfoque

Finalmente, la periodista asumió: “Por ahí es un poco irresponsable lo que digo, me hago absolutamente cargo, no se lo estoy recomendando a nadie, les estoy diciendo cuál fue mi experiencia, nada más”. Por lo que sugirió consultar con un especialista.

Para Neuspiller, “es muy irresponsable hacerlo (fumar cannabis durante el embarazo) y divulgarlo”. Por su parte, Waisburg ponderó: “Es muy importante desaconsejar firmemente el consumo de cannabis durante el embarazo y la lactancia”.

Asimismo, sostuvo que el énfasis debe ponerse en la deshabituación del consumo e informó que puede hacerse durante la lactancia, sin suspenderla, con supervisión de especialistas. Luego, resaltó “la gran banalización del consumo en la sociedad” y reclamó políticas públicas que fomenten espacios “de aire limpio” para las embarazadas y los niños.