Jujuy: detuvieron a un sacerdote acusado por el abuso sexual de una niña de 10 años

Luis Colqui
·2  min de lectura

SAN SALVADOR DE JUJUY.- La Justicia de Jujuy ordenó el lunes la detención del sacerdote Ricardo Quiroga, conocido como "Padre Coco", quien fue imputado por el abuso de una menor de 10 años en la localidad de El Carmen, presuntamente en compañía de otro hombre. Ante esta situación, luego de ser detenido, mediante un comunicado, el Obispado provincial dispuso suspender al sacerdote en el ejercicio de sus funciones.

Según el relato de la madre de la menor, en los últimos días una mujer conocida de la familia habría buscado a la niña de su domicilio, con el supuesto de que la iba a trasladar a una casa en el centro de la ciudad. Allí Quiroga junto a otro hombre habría abusado sexualmente de la niña. Sin embargo, la Justicia de Jujuy investiga si la madre cobró una suma de dinero por "entregar" a su hija a los presuntos violadores.

Abuso sexual. Denunciaron en la Justicia a un sacerdote que trabajó 20 años en un colegio de La Plata

Posteriormente, fue la mujer quien radicó la denuncia, de la cual tomó parte la fiscalía a cargo de Darío Osinaga, quien imputó al sacerdote y solicitó su detención al juez de control en la causa. A raíz de ello, Quiroga había sido derivado a una comisaría de El Carmen.

El hecho fue caratulado como "abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado por ser cometido por dos personas y por ser miembro de un culto religioso".

Comunicado de la Iglesia

Debido a lo ocurrido, el Obispado provincial, emitió un comunicado para informar la suspensión del sacerdote, y su disposición ante la Justicia.

"El Obispado de Jujuy, habiendo tomado conocimiento por los medios de comunicación social de la investigación penal que obra en contra del Pbro. Ricardo Quiroga por un posible delito, desea expresar que se pone a entera disposición de la Justicia para todo lo que haga lugar", consigna el escrito de la institución.

Ante la pandemia, la Iglesia realiza una procesión virtual con un Cristo milagroso de la Catedral

Agrega que "ante esta situación, se ha procedido, cautelarmente, como primera medida, a suspender al sacerdote del ejercicio del ministerio sacerdotal".

"Además, este obispado expresa su compromiso irrenunciable de rechazar cualquier acto que amenace la dignidad de las personas, especialmente, de los menores y personas vulnerables. Nuestra cercanía y disposición con las eventuales víctimas y familias", concluye el texto.