Otro juicio a violador serial que ya fue condenado a 30 y 50 años

Más destacado

Buenos Aires, 31 de agosto (Télam).- Un violador serial que este año ya fue condenado por la justicia bonaerense a 30 años de prisión y luego a otros 50 por un tribunal porteño, deberá enfrentar un nuevo juicio oral por otros siete abusos sexuales que se le imputan en el partido de Vicente López.

Se trata de Marcelo Angel Fasano (37), bautizado con los alias de "Anguila", "El Sátiro de la Bombacha" o "El Hombre Araña Violador", y a quien jefes policiales y fiscales que trataron sus causas consideran un delincuente serial y de alta peligrosidad.

Si bien los detectives de la Policía Federal que lo detuvieron le atribuyeron en su momento la comisión de unas 50 violaciones entre 1995 y 2009, la Justicia hasta ahora lo condenó por la autoría de 18 hechos a penas récord para un delincuente sexual.

El 16 de mayo de este año, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de San Isidro lo sentenció a 30 años de cárcel por cinco hechos caratulados "abuso sexual con acceso carnal reiterado y robo agravado por escalamiento", en viviendas de Olivos, Martínez, San Isidro y San Fernando, en el norte del conurbano bonaerense.

El 25 de agosto último, el TOC 18 de Capital Federal lo declaró reincidente y lo condenó a 50 años de prisión, el máximo permitido por el Código Penal a partir de la denominada Ley Blumberg.

En este caso, le atribuyeron la autoría de 13 abusos sexuales "con acceso carnal y robo agravado" cometidos en distintos barrios porteños, principalmente, en Palermo, Belgrano, Núñez y Saavedra.

Ahora, el fiscal de San Isidro Eduardo Rodríguez -uno de los que intervino en el debate en el que fue condenado a 30 años-, elevó a juicio una serie de causas en las que está imputado de otras siete violaciones en el partido de Vicente López, la mayoría en Olivos.

En su indagatoria, Fasano se negó a declarar y sólo le dijo al fiscal que en estas causas no tenían ninguna prueba en su contra.

Las condenas anteriores se lograron por cotejos positivos de ADN con el semen que en algunos casos pudo recolectarse de las víctimas o por distinto tipo de reconocimientos.

Por un lado, tiene una serie de tatuajes particulares, como el escudo de Boca sobre la tetilla izquierda, la imagen de "San La Muerte" en el brazo izquierdo y una tela de araña en su pantorrilla derecha, que fueron reconocidos por algunas víctimas.

Además, el fiscal Rodríguez hizo escuchar a las víctimas una grabación de la voz de "Anguila" y algunas lo reconocieron.

De acuerdo a la investigación, Fasano cometió sus ataques en dos períodos: entre 1995 y 2001 y entre 2007 -cuando salió de la cárcel tras cumplir una condena por robos-, y 2009.

En el primer lapso dejó rastros de semen, pero tras salir de la cárcel, comenzó a violar con preservativo.

Lo que más compromete a Fasano en todas las causas es su repetido "modus operandi": escalaba e irrumpía en departamentos de pisos bajos -del primero al cuarto-, siempre entre las 1 y las 5 de la madrugada, mientras las víctimas dormían.

Las despertaba amenazándolas o golpeándolas con un arma, las ataba de pies y manos y les vendaba los ojos o las encandilaba con una linterna para que no lo vieran.

Uno de sus apodos, "El Sátiro de la Bombacha", la policía se lo puso porque tenía la obsesión de revisar los cajones y elegir la ropa interior que debían colocarse sus víctimas para la violación.

Pero además de los tatuajes o el hecho de que siempre tenía olor a tabaco o fumaba delante de las mujeres, el sello más característico del "Hombre Araña Violador" era una frase mentirosa con la que intentaba calmar a sus víctimas: "No soy asesino ni violador, soy sólo un ladrón".

Es que el hecho siempre empezaba como un robo -de dinero, joyas y artículos electrónicos-, pero continuaba con las violaciones.

Algunas veces, atacó a dos y hasta a tres mujeres en forma simultánea e incluso actuaba con tanta impunidad que a veces regresaba al mismo domicilio para violar a la misma víctima.

Con 12 años de diferencia, cometió dos ataques en el mismo departamento de Belgrano, donde en 1995 violó a una mujer y en 2007 regresó para abusar de la misma mujer y de sus dos hijas.

En noviembre de 1998 hizo lo mismo en San Fernando, donde violó a la misma mujer con diferencia de diez días.

Fasano fue detenido por la División Delitos Contra la Salud de la Policía Federal el 28 de agosto de 2009 en su casa de la localidad de Garín, partido bonaerense de Escobar, donde convivía con una policía que en ese momento estaba embarazada.

La clave para localizarlo fue que usó con otro chip un teléfono celular que el 8 de enero de 2009 le había robado a una de sus víctimas, una estudiante belga que vivía en Guatemala al 6000 de Palermo Hollywood.

"Anguila" además es padre de ocho hijos y actualmente está alojado en el penal de Ezeiza bajo estrictas normas de seguridad, ya que en varias oportunidades otros reclusos que se enteraron de sus causas intentaron agredirlo, según confiaron a Télam fuentes judiciales. (Télam).-

dr-ggs-mag

31/08/2011 15:55

Cargando...