Con juicio político, demócratas buscan sacar a Trump de elección-2024

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 8 (EL UNIVERSAL).- La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo este viernes que tomarían medidas para acusar al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, por su papel en incitar a un violento ataque al Capitolio si no renunciaba "de inmediato", y pidió a los republicanos que se unan al impulso para obligarlo a dejar el cargo.

Más tarde, Pelosi emitió un comunicado en el que dice que está sobre la mesa una "resolución privilegiada para juicio político".

Demócratas de la Cámara de Representantes planean presentar artículos de juicio político contra el mandatario el próximo lunes, lo que significa que se podría votar sobre su destitución a mitad de semana, según dos personas familiarizadas con la planificación. La mayoría demócrata planea acusar al presidente saliente de "incitar una insurrección" en un juicio político, con la idea de votar sobre el tema a mediados de la próxima semana, informaron este viernes varios medios.

No obstante, incluso si la Cámara Baja vota por destituir a Trump, no se prevé que el Senado, controlado por el Partido Republicano, actuaría antes de que su presidencia se agote en 12 días. Los republicanos han rechazado en gran medida el impulso hasta ahora.

Tiempo limitado

Los demócratas de la Cámara de Representantes tienen un tiempo extremadamente limitado para iniciar los procedimientos contra el presidente, si tienen la intención de destituirlo antes de que expire su mandato. Han discutido formas de acelerar aún más el proceso, incluido llevar los artículos de juicio político directamente al pleno.

Si los demócratas aprueban artículos a principios de la próxima semana, y Pelosi los envía de inmediato al Senado, se le exigirá a la Cámara Alta que comience un juicio de inmediato, según las reglas del Congreso. El primer juicio político de Trump, por cargos de que abusó de su poder y obstruyó una investigación del Congreso, finalmente duró cuatro semanas antes de que el Senado diera su veredicto.

El medio reporta que ese calendario sugiere que es poco probable que el objetivo de cualquier juicio político sea la destitución de Trump y está mucho más enfocado en la opción de evitar que ocupe un cargo federal en el futuro. Algunos demócratas creen que esa posibilidad podría atraer a los republicanos del Senado, algunos de los cuales están considerando una candidatura para 2024.

No obstante, el presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, argumentó que el juicio aún sería válido como acto constitucional y que condenar a Trump después de dejar el cargo sería importante para evitar que se presente nuevamente.

El presidente electo Joe Biden dijo que el proceso depende de lo que decida el Congreso.

Mientras, tres asesores de la Casa Blanca le dijeron a CNN que el presidente Trump no tiene intención de renunciar. "Ninguna", dijo un asesor. "No cree que haya hecho nada malo".