El juicio a Lázaro Báez llega a su fin y quedó expuesto a ser condenado por lavado de dinero

Hernán Cappiello
·4  min de lectura
El tribunal tiene previsto dictar un veredicto esta miércoles y todo hace pensar que puede recibir una dura condena por lavar dinero
Fuente: Archivo

Después de mas de dos años de juicio, el empresario Lázaro Báez está cerca de recibir este miércoles su primera condena por lavado en la causa conocida como la ruta del dinero K, en una sentencia que puede impactar en el juicio por corrupción que se le sigue a Cristina Kirchner que se reanudará este lunes.

Los jueces Néstor Costabel, Adriana Palliotti y María Gabriela López Iñiguez realizarán este miércoles la última audiencia del juicio con las últimas palabras de los acusados que no hablaron hasta ahora y pasarán a deliberar para dictar un veredicto. Puertas adentro, el tribunal trabaja en el máximo secreto y no trascendió cuál será la decisión que tomarán los jueces, aunque es muy probable que Báez sea condenado, a juzgar por los comentarios que circulan por los pasillos de tribunales.

Crece la preocupación por los precios y el Gobierno aumenta la presión sobre el sector privado

En este juicio el fiscal Abel Córdoba pidió que Báez sea condenado a 12 años de prisión por haber lavado al menos 54 millones de dólares. Los otros acusadores también pidieron penas: la Oficina Anticorrupción (OA) 8 años y 6 meses de prisión; la Unidad de Información Financiera (UIF) 9 años, y la AFIP 8 años.

La defensa de Báez pidió la absolución y buscó desacreditar las acusaciones de Leonardo Fariña, el arrepentido que contó su rol en las maniobras. Insistió la defensa de Báez en la supuesta incidencia los servicios de inteligencia en el caso "con participación de todos los medios de comunicación". Además, la defensa pidió la nulidad del caso al sostener que se montó un "circo judicial y mediático" contra el dueño de "Austral Construcciones" y sus cuatro hijos.

Martín Báez, otro de los acusados en la causa
Fuente: Archivo

Además de Báez -que cumple arresto domiciliario en una casa cuya ubicación se mantiene en secreto- son juzgadas otras 26 personas, incluidos sus hijos Martin (el único de los imputados que está preso), Luciana, Leandro y Melina. Están acusados de haber intervenido en las maniobras de lavado de dinero junto con Leonardo Fariña.

Los pedidos del fiscal

El fiscal pidió penas para 19 de los 27 acusados. Quedaron fuera de su acusación Mario Acevedo Fernández, Santiago Carradori, Jorge Cerrota, Alejandro Ons Costa, Christian Delli Quadri, Juan Ignacio Pisano Costa, Eduardo Larrea y Sebastián Pérez Gadín.

El fiscal Córdoba ya consideró probado que el dinero que Lázaro Báez puso en circulación proviene de los contratos de obra pública que se le otorgaron durante el período 2003-2015, así como también de la evasión impositiva.

Esos contratos son investigados en la causa conocida como Vialidad, donde a Báez se lo investiga junto a Cristina Kirchner por las presuntas irregularidades en la adjudicación de las obras. De ahí que una condena aquí por lavado impacte en el otro juicio contra la actual vicepresidenta que se reanuda esta semana.

La Rosadita

Según la investigación, Báez sacó el dinero del país desde La Rosadita, la financiera SGI montada en un piso de Puerto Madero, con ayuda de Fariña, los fondos circularon por cuentas de empresas constituidas en el extranjero, algunas de ellas se comprobó que los beneficiarios finales eran los hijos de Báez; el dinero se cambió a bonos que se vendieron y reingresó a la cuenta de Austral Construcciones en la sucursal del Banco Nación de Plaza de Mayo.

No pasó nada, va a pasar de todo

Los fiscales sostuvieron en sus alegatos que los imputados implementaron una compleja operatoria ramificada en diversos países para impedir que se rastreen los fondos ilícitos, impedir su trazabilidad y luego integrarlo al patrimonio de Austral Construcciones sin activar las alertas de lavados. "La intención era darles apariencia de legitimidad", dijeron.

"En este caso se encuentran todos los indicadores. Se anuncia el volumen de grandes sumas de dinero en efectivo, la triangulación de operaciones a través de financieras para la compensación, la utilización de cuentas bancarias extraterritoriales de sociedad constituidas en el extranjero, la intermediación de profesionales de la ingeniería del lavado que han gestionado de forma activa el movimiento internacional de los fondos. La detección de propiedades no transparentes de estructuras jurídicas", enumeró el fiscal Córdoba.

El fiscal explicó el proceso de aperturas de cuentas en paraísos fiscales, exponiendo la documentación bancaria y el movimiento de fondos hacia Suiza y luego hacia Panamá. Se constituyeron cuentas vinculadas a los imputados Fabián Rossi, Eduardo Castro y Cesar Fernández que tenían como beneficiarios en paraísos fiscales a los hijos de Lázaro Báez.

Los otros acusados son Federico Elaskar, el ex contador del empresario Daniel Pérez Gadín, su ex abogado Jorge Chueco y el empresario Fabián Rossi, entre otros exejecutivos de Austral, contadores y abogados.