Juicio a García Luna se llevaría a cabo en otoño de 2022

·3  min de lectura

Víctor Sancho, corresponsal

WASHINGTON, EU., octubre 20 (EL UNIVERSAL).- El juicio en Estados Unidos contra Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, podría empezar en otoño de 2022, y se calcula que podría durar unas ocho semanas.

La fiscalía de Estados Unidos encargada del caso, junto a la defensa del exfuncionario mexicano, solicitaron al juez encargado del caso que en la próxima audiencia, programada para el próximo miércoles 27 de octubre en Brooklyn, Nueva York, se programe de forma tentativa una fecha para iniciar el juicio contra García Luna, acusado por tres cargos de narcotráfico y uno más por falsedad de declaración.

La situación de pandemia ha provocado varios retrasos en la preparación del juicio contra García Luna, desde la recopilación de pruebas y solicitud de información hasta los encuentros entre la fiscalía con potenciales testigos cooperantes. Tampoco ha sido fácil la comunicación entre el abogado de defensor, el letrado de oficio César de Castro, y García Luna, encarcelado desde su llegada a Nueva York en una cárcel federal.

"Sin embargo, en la conferencia de estado, las partes solicitarán respetuosamente que la Corte fijó una fecha para el juicio en este asunto. Las partes han consultado y solicitado. Según la disponibilidad de la Corte, se programará que el juicio comience en el otoño de 2022. El gobierno anticipa que el juicio durará aproximadamente ocho semanas, incluyendo selección del jurado", señala la carta remitida por las partes al juez de la causa, Brian Cogan.

El establecimiento de la fecha prevista de inicio del juicio contra García Luna será el punto clave de la audiencia preparatoria programada para el miércoles 27 de octubre, en el que también se espera que se ponga en la agenda una fecha para discutir entre las partes el tratamiento de material confidencial.

La fiscalía sigue diciendo en que hay materiales que se quiere mantener bajo reserva, y en un memorando paralelo, de 19 páginas, insistió en su posición de calificar algunos documentos de confidenciales. No es una disputa nueva: desde hace semanas no se ha resuelto un tema que para el gobierno de Estados Unidos podría afectar a la seguridad de testigos cooperantes, algo de lo que el abogado defensor De Castro se quejó hace casi un año, respondiendo que la justificación carecía de sentido porque su defendido "no es 'El Chapo'. No representa riesgo de seguridad para testigo alguno".

El caso tiene un volumen enorme, de más de un millón de páginas y documentos, además de "voluminosas comunicaciones interceptadas y grabadas". El gobierno aseguró que la mayoría de las evidencias ya están entregadas a la defensa, pero que todavía puede entregar algunas más en las próximas semanas.

De hecho, todavía está esperando respuesta a citaciones de material a gobiernos y entidades extranjeras.

García Luna fue detenido en diciembre de 2019 en Dallas, Texas, y está acusado por tres cargos de narcotráfico y uno más por falsedad de declaración.

Fue el cerebro de la llamada "guerra contra el narco" que desplegó el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.