Juicio: la defensa de Chocobar pidió un peritaje que considera clave

LA NACION
·4  min de lectura
Luis Chocobar (a la derecha) y su abogado Fernando Soto el primer día del juicio
Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

En la reanudación del juicio que se le sigue al policía Luis Chocobar, acusado por homicidio por exceso en el cumplimiento del deber por haber matado a un ladrón que durante un robo apuñaló a un turista norteamericano, la defensa del uniformado bonaerense solicitó al Tribunal Oral de Menores (TOM) Nº2, a cargo del debate, un peritaje sobre un proyectil extraído del cuerpo del delincuente y que nunca había sido analizado.

Así lo informó a LA NACION uno de los abogados de Chocobar, Fernando Soto. La presentación, que la defensa considera clave, fue hecha en la audiencia de hoy, en la reanudación del juicio después de la pausapor la feria judicial.

La intención de la defensa del policía bonaerense es demostrar que el 8 de diciembre de 2017, cuando ocurrieron los hechos, el policía bonaerense disparó hacia el asfalto.

"Queremos probar que Chocobar siempre dijo la verdad de lo que había sucedido y que disparó cuando el delincuente [Juan Pablo Kukoc, de 18 años] se dio vuelta y lo enfrentó a corta distancia. Los disparos fueron hechos hacia abajo. Por omisión o negligencia nunca se peritó un segundo proyectil porque nunca advirtieron que estaba en el juzgado", explicó Soto.

El debate, que se realiza de forma semipresencial, está a cargo del Tribunal Oral de Menores N° 2, integrado por los jueces Fernando Pisano, Jorge Ariel Apolo y Adolfo Calvete. El Ministerio Público está representado por la fiscal Susana Pernas.

El juicio tiene "carácter reservado" porque, en el banquillo de los acusados, además del uniformado, está el supuesto cómplice del ladrón muerto, quien en el momento de los hechos era menor de edad.

Violencia narco. Sicarios matan a un joven cuando jugaba al fútbol con su hijo en una plaza

"Cuando mandaron a peritar la bala que finalmente se comprobó que había entrado por rebote, la otra no se peritó porque el médico de la autopsia había dicho que había un orificio de ingreso y otro de salida, entonces el juzgado de instrucción dijo que nunca fue encontrada, resulta que sí le sacaron el segundo proyectil e incluso lo peritó la Policía de la Ciudad comparándolo con el arma de Chocobar", sostuvo Soto según reconstruyó la agencia de noticias Télam.

La defensa de Chocobar pidió un peritaje que considera clave
Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

Soto agregó: "El médico que hizo la autopsia dijo que había un orificio de salida, pero la bala nunca salió, era una incisión quirúrgica que le hicieron a Kukok para extraerle el proyectil. Sostuvo que eso fue hecho en la pierna derecha y la operada fue la izquierda. Al no haber orificio de salida no se puede determinar la trayectoria y nos dimos cuenta que este proyectil está mucho más deformado que el otro que sí fue peritado, es obvio que rebotó y Chocobar dijo que disparó al piso de la cintura para abajo porque no era letal".

El hecho

Todo ocurrió el 8 de diciembre de 2017 cuando Wolek paseaba por La Boca, donde fue interceptado por Kukoc y un cómplice. Los delincuentes le robaron una cámara de fotos al turista, quien en la actualidad tiene 56 años. La víctima se resistió, sufrió varias puñaladas, uno de ellas en el corazón, situación que lo dejó al borde de la muerte.

La situación fue advertida por tres vecinos que corrieron tras los asaltantes. A esa persecución se sumó Chocobar, que había salido de su casa y se dirigía a tomar el colectivo 24 para incorporarse al servicio en la Policía Local de Avellaneda.

Antes de llegar a Irala y Suárez, según declaró, Chocobar volvió a dar la voz de alto y disparó dos tiros que hirieron al sospechoso en la parte posterior del muslo izquierdo, seis centímetros por encima de la cresta ilíaca. En su indagatoria el policía dijo que había disparado porque en un momento de la persecución el sospechoso se dio vuelta, se puso de frente a él y amenazó con atacarlo. También expresó que había apuntado de tal forma que los disparos dieran de la cintura para abajo de su objetivo, con el fin de evitar lesiones en partes vitales.

Vecinos de la zona de Once denuncian que hay venta de droga y sufren asaltos "las 24 horas"

En su momento, la causa estuvo a cargo del juez de Menores Enrique Velázquez, que procesó a Chocobar. "En punto a la falta de recaudos al momento de efectuar los disparos, cabe destacar que el propio Chocobar expuso que al disparar lo hizo blandiendo su pistola con una sola mano, ya que con la otra se cubría el rostro para defenderse ante una posible agresión de Kukoc, situación que lo coloca en un obrar, cuanto menos, alejado de una actitud profesional exigible a cualquier personal policial", sostuvo el juez en el procesamiento.

Por su parte, el fiscal Marcelo Martínez Burgos, afirmó en su dictamen que Chocobar "nunca tuvo la intención de matar". Y agregó: "La presencia del exceso se traduce en la desproporción del medio utilizado porque, si bien se extralimitó, quedó más que probado que su fin en modo alguno era quitarle la vida a Kukoc".