Juicio a Chauvin agota emocionalmente a televidentes negros

NOREEN NASIR y COREY WILLIAMS
·2  min de lectura
El actor Steven Thompson posa para una foto junto a un cartel que muestra las fotos de George Floyd, Breonna Taylor y Ahmaud Arbery en Los Ángeles el viernes, 2 de abril del 2021. Thomson ha deciddido que no mirará el juicio televisado contra Derek Chauvin, el policía blanco acusado de la muerte de Floyd. El juicio ha provocado fuertes emociones entre hombres y mujeres de la comunidad negra en Estados Unidos _ todas cargadas con el temor subyacente de que pudiera arrojar otra decepción devastadora. (AP Foto/Damian Dovarganes)

Para algunos es demasiado tenso. Otros no pueden quitarle la vista.

El juicio televisado de Derek Chauvin, el ex policía blanco acusado de la muerte de George Floyd, ha provocado fuertes emociones entre hombres y mujeres de la comunidad negra en Estados Unidos — todas cargadas con el temor subyacente de que pudiera arrojar otra decepción devastadora.

Para muchos, ha traído recuerdos del perturbador video de los últimos minutos de Floyd, cuando trataba desesperadamente de respirar con la rodilla de Chauvin en su cuello. El video galvanizó protestas en ciudades en todo Estados Unidos y el resto del mundo, afianzando el movimiento de Black Lives Matter.

“Tuve que enmudecer el televisor”, dijo Lisa Harris, de 51 y residente en Redford Township, al oeste de Detroit. “Escuchar al señor Floyd continuar diciendo que no puede respirar y llamando a su madre — fue demasiado. Muy duro de ver”.

Steven Thompson recuerda haber seguido muy de cerca el juicio en el 2013 a George Zimmerman por la muerte a tiros de Trayvon Martin, de 17 años, en Florida, y haberse sentido pillado por sorpresa. Zimmerman fue absuelto de todos los cargos pr la muerte del adolescente negro desarmado, incluyendo asesinato impremeditado.

“No esperaba ese resultado”, dijo Thomson, de 35 años. “Pero soy mucho menos ignorante ahora”.

Thompson decidió no mirar el juicio de Chauvin, acusado de asesinato y homicidio, aunque siente que la evidencia en su contra es sólida.

“Definitivamente temo sufrir una decepción. Y en lugar de invertir mi tiempo y mi energía en eso ahora, sabiendo como son esas cosas, prefiero ser sorprendido favorablemente”, dijo el residente de Los Ángeles.

Marlene Gillings-Gayle dijo que ella no había planeado ver el juicio, para mantener su paz mental. Pero ha terminado viéndolo casi todo. Ha tenido que forzarse a caminar, para no mirarlo todo el día y molestarse.

La maestra retirada residente en la ciudad de Nueva York se describe a sí misma como una persona política que se mantiene al tanto de los acontecimientos y expresa sus opiniones.

“Estoy tratando de no enfurecerme, porque ya he pasado por esto demasiadas veces”, dijo, refiriéndose a los casos de otros policías absueltos de las muertes de personas negras desarmadas. Está mirando el juicio con aprensión, ponderando lo que el asesinato de Floyd y la forma en que se ha desarrollado el juicio hasta ahora dicen de Estados Unidos y sus valores.

Chauvin, de 45 años, que eventualmente fue despedido de la policía, está acusado de matar a Floyd, que estaba esposado, en mayo, apoyando su rodilla en el cuello del hombre negro de 46 años por 9 minutos y 29 segundos. Floyd había sido acusado de usar un billete falso de 20 dólares en un mercado del barrio.