Bebidas que ayudan a depurar el organismo

tvicente@holadoctor.net
·5  min de lectura
Bebidas que ayudan a depurar el organismo
Bebidas que ayudan a depurar el organismo



El hígado es el órgano de mayor tamaño dentro del cuerpo. Se encarga de almacenar energía, ayudar a digerir alimentos, metabolizar las grasas, carbohidratos y proteínas, procesar los medicamentos, y eliminar del cuerpo diferentes tipos de toxinas.

Aquí veremos que alimentos ayudan a depurar el organismo y mejorar la función del hígado, y cómo puedes combinarlos en deliciosos jugos:

Jugo de remolacha y limón

La remolacha posee pigmentos llamados antocianinas, reconocidos en el ámbito médico por ser unos poderosos antioxidantes.

Mientras que el limón, al igual que todos los cítricos, es rico en vitamina C, pero también se destaca por tener un nivel equilibrado de sodio y potasio.

Este jugo estimula la secreción biliar y ayuda a metabolizar rápidamente las grasas, por lo que es muy útil para prevenir las inflamaciones del hígado y la vesícula, y favorecer la eliminación de toxinas.

Cómo prepararlo

Para preparar este jugo debes utilizar un limón pequeño por cada remolacha mediana.

Lava bien la remolacha, pélala, trózala y añádela en la licuadora junto al jugo o pulpa de limón (depende la intensidad ácida que busques).


Puedes incorporar jengibre trozado o rallado para agregar sabor.

Licua bien todos los ingredientes y añade agua hasta conseguir la consistencia deseada.

Jugo de toronja, kiwi y naranja

La toronja, naranja y kiwi son cítricos, y como tales, se caracterizan por ser una gran fuente vitamina C, así como betacarotenos, ácido fólico, minerales y flavonoides (sustancias con efecto antioxidante).

Su consumo se vincula a distintos beneficios para la salud, entre los que se encuentra la limpieza y cuidado del hígado, ya que actúan oxidando las grasas y favoreciendo su eliminación, por lo que se los considera frutas ideales para prevenir condiciones como el hígado graso.

Cómo prepararlo

Para preparar este jugo se recomienda usar dos naranjas por cada unidad de toronja y kiwi.

Debes lavar y pelar cada una de las frutas, en el caso de las toronjas y naranjas también deberás retirar sus semillas.

  • Alimentos que ayudan a depurar el hígado y los riñones

Luego puedes optar por trozar y licuar, o por exprimir las naranjas y toronjas, para luego licuar su jugo con el kiwi. Todo depende de la consistencias que busques en tu bebida.

Mezcla estos cítricos para beber el jugo en el momento, o prepara de más y reserva en el refrigerador para beber en los próximos días.

Recuerda: se aconseja beber de uno a dos vasos diarios por un máximo de dos semanas.

Jugo de banana y cúrcuma

La banana es uno de los alimentos más completos y consumido en el mundo, ya que es rica en vitaminas A, B, C, y E, y en minerales, como calcio, hierro, magnesio y potasio, entre otros.

La cúrcuma es un colorante y saborizante muy popular, especialmente en la India. También es uno de los condimentos esenciales del curry, y su principal componente, la curcumina, le confiere muchas propiedades para la salud.

Al combinarlos obtienes un jugo que ayuda a la digestión, a la vez que previene enfermedades hepáticas, como hígado graso o cirrosis, ya que mejora el funcionamiento del hígado, estimulando la eliminación de toxinas.

Cómo prepararlo

Preparar este jugo es muy sencillo, ya que solo necesitas usar poco menos de media cucharadita de cúrcuma por cada banana que licues. Añade poco a poco agua o leche para conseguir la consistencia deseada.

También puedes aprovechar estos beneficios preparando té de banana. Corta los extremos de una banana, sin retirar su cáscara, y sumérgela en agua hirviendo durante 10 minutos (se recomienda hacer la decocción a fuego mínimo).


Déjala reposar unos minutos, pásala por un colador y termina la preparación agregando una pizca de canela.

Jugo de pepino, espinaca y arándanos

Además de refrescante, este jugo es muy beneficioso ya que combina ingredientes con una gran calidad nutritiva.

Los pepinos son ricos en vitaminas A, B, C y K, minerales vitales para la salud, como magnesio, manganeso y potasio, y aporta una gran cantidad de fibra.

La espinaca es una planta rica en vitaminas A, E, y K, y en varios minerales esenciales, mientras que el arándano es uno de los alimentos con mayor contenido de antioxidantes, motivo por el cual, muchas expertos no dudan en categorizarlo como un "superalimento".

Al prepararlos en jugo obtienes una bebida que ayuda a depurar el organismo, y prevenir enfermedades hepáticas.

Cómo prepararlo

Para preparar este jugo debes usar una taza de arándanos y otra de espinaca por cada unidad de pepino. Corta todos los ingredientes y viértelos en una licuadora. Ten cuidado antes de agregar líquido, ya que estos alimentos son ricos en agua.

Otra opción es licuar solo las espinacas y pepinos, cortar los arándanos en pequeños trozos, congelarlos y agregarlos al jugo ya listo, para enfriar y aportar textura.

Jugo de zanahoria y manzana

La zanahoria es muy nutritiva, y su consumo se ha vinculado a una mejor salud digestiva, ya que aumenta la producción de saliva y jugos estomacales.

En combinación con la manzana, se puede obtener un delicioso jugo desintoxicantes, ya que esta fruta estimula la micción y promueve la eliminación de sales, grasas y toxinas del organismo.

Cómo prepararlo

Este jugo es muy fácil de preparar, ya que solo debes lavar bien, trozar y licuar zanahorias y manzanas en partes iguales.

Recuerda: no debes pelarlas, ya que en su piel se encuentran la mayoría de los nutrientes.

También puedes añadir apio o sus hojas para aportar líquido, así como miel para saborizar.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.