Jugo de manzana: ¿realmente funciona para mejorar los problemas digestivos?

·5  min de lectura
La manzana, no solamente es una de las frutas predilectas de la cultura pop, sino que muy es beneficiosa para la salud en general. El jugo de manzana conserva muchos de sus nutrientes. (Getty Creative)
La manzana, no solamente es una de las frutas predilectas de la cultura pop, sino que muy es beneficiosa para la salud en general. El jugo de manzana conserva muchos de sus nutrientes. (Getty Creative)

Como un mantra inagotable el pediatra de mi hijo repetía siempre con la misma entonación: “Galletas de soda, pollo, zanahoria, plátano y, por supuesto, jugo de manzana sin azúcar”. Esto ocurría cada vez que yo llamaba para comentarle que el niño tenía malestar estomacal y esa última parte la decía con énfasis especial.

El médico insistía en que la manzana era ideal para sanar y que el azúcar afectaba la flora intestinal, con lo cual el jugo industrial no funcionaba para mejorar la situación, había que preparar el jugo de manzana en casa y ya que estábamos en ello, también preparaba compota, o puré de manzana, también sin azúcar. Siempre funcionaba la dieta.

Lo que ocurre es que la manzana no solamente es una de las frutas predilectas de la cultura pop, protagonizando cuentos y leyendas, y es beneficiosa para la salud en general, sino que además realmente contiene algunos nutrientes que favorecen el organismo en caso de afecciones digestivas como acidez, gastritis o diarrea. No en vano es tan popular la frase que dice “a diario una manzana es cosa sana”.

El consumo de fibra de fruta ofrece beneficios como la protección de la salud gastrointestinal. (Getty Creative)
El consumo de fibra de fruta ofrece beneficios como la protección de la salud gastrointestinal. (Getty Creative)

Según refiere un estudio publicado en la revista Nutrients, la manzana es rica en fibra insoluble, lo que estimula el movimiento intestinal, ayuda a reducir el estreñimiento y estabiliza la digestión y la flora bacteriana intestinal.

Además se expone que el consumo de fibra de fruta ofrece beneficios como la protección de la salud gastrointestinal previniendo enfermedades como el síndrome del intestino irritable, enfermedades inflamatorias del intestino y enfermedad diverticular; además, entre otros, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y síndrome metabólico.

Por otra parte, según se explica en el portal especializado Hola Doctor, específicamente el jugo de manzana conserva muchos nutrientes de la fruta entera tales como vitaminas B y C, así como también fitoquímicos, minerales como hierro, magnesio y antioxidantes que lo hacen una opción muy completa para nuestro organismo y, además su contenido en ácido málico y sorbitol también influyen en su acción restauradora de la digestión.

El jugo de manzana contiene minerales como hierro y magnesio, además contenido  ácido málico y sorbitol. Esta combinación ofrece una acción restauradora de la digestión. (Getty Creative)
El jugo de manzana contiene minerales como hierro y magnesio, además contenido ácido málico y sorbitol. Esta combinación ofrece una acción restauradora de la digestión. (Getty Creative)

Y es que el jugo de manzana, así como otros líquidos claros como el caldo suave, o el té de hierbas, evitan que los intestinos trabajen demasiado y ayudan a prevenir la irritación, según se explica en el portal de la organización Breastcancer. Además, la manzana tiene pectina, una fibra soluble en agua que además de contribuir con el proceso de regular las funciones, también equilibra la glucosa en la sangre. De hecho, el vinagre de manzana es uno de los ingredientes preferidos para equilibrarlos niveles de azúcar en la sangre.

Cuatro alternativas para preparar en casa

Como se mencionó, los jugos industriales contienen azúcar y aditivos que no contribuyen con el objetivo de mejorar algunos malestares digestivos, con lo cual, la mejor alternativa es aventurarse a prepararlo en casa. Sorprenderá descubrir los sabores frescos que ofrece la fruta al natural de consumirlo y algunas variantes.

Jugo de manzana cocida

Se cortan en trozos cuatro manzanas rojas, se retira el corazón de la fruta y opcionalmente la piel. Se ponen en un litro de agua hirviendo con una astilla de canela. Cuando estén blandas se retira del fuego, se elimina la rama de canela y se licúa la mezcla completamente. Se pasa por el colador si se quiere una bebida más ligera. Se toma frío y puede variarse agregando ralladura de jengibre o unas gotitas de vainilla.

Manzana y canela, combinación llena de sabor para preparar el mejor jugo de manzana casero. (Getty Creative)
Manzana y canela, combinación llena de sabor para preparar el mejor jugo de manzana casero. (Getty Creative)

Jugo de manzana fresco

Se procede del mismo modo con las manzanas, pero no se cocinan y se licúan con agua fría. Un poco de jugo de limón le quedará delicioso. Se cuela si se prefiere.

Infusión de manzana

Ideal para aliviar la acidez estomacal, se prepara pelando y cortando una manzana del color de preferencia se pone a hervir durante unos diez minutos con dos tazas de agua y una cucharada de flores de manzanilla. Se deja reposar y se cuela. También puede prepararse con manzanilla de bolsita infusionando en la taza con el líquido ya colado y muy caliente. Se pueden añadir jugo de limón.

Compota

Se corta una manzana, y se pone a hervir sin piel ni semillas con agua hasta apenas cubrirla. Se deja cocinar hasta que esté suave, unos diez o quince minutos. Se apaga, se cuela el agua y se tritura la fruta con ayuda de un tenedor. Se sirve con un toque de canela en polvo, y hay quienes lo endulzan con una cucharadita de miel o azúcar morena.

La compota de manzana no solamente complace a niños, también los adultos encontrarán en ella un snack saludable y delicioso. (Getty Creative)
La compota de manzana no solamente complace a niños, también los adultos encontrarán en ella un snack saludable y delicioso. (Getty Creative)

Es importante tener presente que más allá de la ingesta de manzana, entera o en jugo, y de cualquier otra fruta, la salud integral se soporta en una alimentación balanceada y una hidratación adecuada.

Asimismo, aunque el jugo de manzana es seguro para la mayoría de la gente, es fundamental que antes de proporcionarle a los niños pequeños este o cualquier otro remedio casero, se consulte con su médico porque cada niño es diferente y los alimentos que pueden ingerir están relacionados con su edad. Asimismo, los problemas estomacales tanto en infantes como en jóvenes y adultos se tratan inicialmente con un especialista en el tema.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Bebidas vegetales que sustituyen la leche de vaca

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.