Una jueza pidió medidas por el papel del diputado kirchnerista Tailhade en la filtración ilegal de chats

El diputado del Frente de Todos Rodolfo Tailhade
El diputado del Frente de Todos Rodolfo Tailhade

La jueza federal María Eugenia Capuchetti hizo lugar el viernes pasado a una serie de medidas que pidió el fiscal Carlos Stornelli para investigar el origen de la filtración de chats del ministro de Justicia y Seguridad porteño que ahora tomó licencia de su cargo, Marcelo D’Alessandro.

D’Alessandro había planteado en una denuncia penal que el diputado nacional kirchnerista Rodolfo Tailhade podría estar vinculado a la filtración de las conversaciones y el fiscal Stornelli impulsó la investigación penal con un requerimiento en el que solicitó obtener información detallada sobre el sitio que publicó las conversaciones, así como también que la Justicia recupere la emisión radial en la que Taihlade anticipó que se conocería más contenido del teléfono del ministro de Horacio Rodríguez Larreta.

Gerardo Zamora: “El Presidente tendría que haberle quitado la coparticipación a la Ciudad el primer día”

Según supo LA NACION, la jueza hizo lugar a las medidas que consideró más urgentes para preservar como prueba lo que podía desaparecer. Por eso solicitó a la empresa “Cloudflare”, la empresa prestadora de servicios que proveyó la plataforma al sitio “Whois.domaintools.com”, información sobre la contratación, el pago y la información relacionada al sitio.

Stornelli había pedido investigar la titularidad del sitio difundido por Tailhade, la fecha de creación y las direcciones de IP de creación del sitio, así como también el historial de conexiones IP y otros datos de interés sobre su administración.

Además, el fiscal pidió certificar los tuits emitidos por Tailhade en los días en que se difundieron los chats, y lo relacionó con una maniobra de inteligencia ilegal. Tailhade se desempeñó como director de Contrainteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el último gobierno de Cristina Kirchner, cuando la central de espías estuvo a cargo de Oscar Parrilli y Juan Martín Mena.

Carlos Stornelli
Carlos Stornelli

Stornelli participa de la investigación judicial porque el fiscal original del caso, que es Carlos Rívolo, se excusó por figurar entre los contactos frecuentes de D’Alessandro. Capuchetti, por otro lado, terminó de desempeñarse como autoridad de feria y ahora el caso quedó en manos del juez federal Sebastián Ramos, que subroga el juzgado 3, cuyo titular es Daniel Rafecas.

El fiscal también pidió citar a Marcelo D’Alessandro, que se tomó licencia de su cargo, para que ratifique la denuncia. Sin embargo Capuchetti no lo citó. El fiscal también pidió decretar el secreto de sumario en este expediente. Ramos deberá decidir si hace lugar a esas medidas, entre otras, y certificar todas las otras denuncias que hay en el fuero federal relacionadas con este tema.

Marcelo D'Alessandro y Rodolfo Tailhade
Marcelo D'Alessandro y Rodolfo Tailhade - Créditos: @archivo

D’Alessandro sostuvo en la denuncia presentada el 30 de diciembre pasado que los chats filtrados “son falsos” y planteó en la Justicia que Tailhade puede estar relacionado con el hackeo que él denunció haber sufrido en su celular así como también con la posterior difusión ilegal del contenido. El ministro porteño atravesó una tormenta política desde que se conoció que viajó a Lago Escondido con jueces federales, directivos del Grupo Clarín y con el fiscal general de la Ciudad Juan Bautista Mahiques y la semana pasada anunció la decisión acordada con Horacio Rodríguez Larreta para tomarse licencia de su cargo.

El ministro porteño dijo en la denuncia penal que existe un “plan criminal sistemático” dirigido a “dañar ante la opinión pública” su imagen y reputación como funcionario porteño, igual que la de otros funcionarios y magistrados que, según su presentación, “cumplen sus labores con honestidad y probidad en distintas áreas y poderes del gobierno”.

“Este plan delictivo está dirigido a instalar en la opinión pública dudas sólo el regular funcionamiento y legitimidad de las instituciones que resultan ser el pilar fundamental sobre el que reposa todo el sistema republicano y democrático de gobierno; coincidentemente a pocos días de haber sido condenada la actual Vicepresidenta de la Nación. Y a su vez, se intenta con ello atacar directamente el orden democrático y el sistema republicano de gobierno”, continuó la denuncia.

Sobre la conducta de Tailhade, el funcionario de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta dijo que este anticipó que se filtrarían nuevas conversaciones entre él y distintos actores. “En el día de ayer a las 13:00 hs. el nombrado adelantó en un medio radial (AM 530) que habría nuevas filtraciones de chats en los cuales el suscripto mantuvo conversaciones con distintos actores -en las cuales existirían maniobras ilícitas- pero que aún no habían tomado estado público”, describió en la presentación que hizo ante la Justicia el 30 de diciembre pasado.

D´Alessandro relacionó al diputado nacional afín a Cristina Kirchner con el hackeo que sufrió en su celular: “Dicho interrogante me lleva a construir dos posibles hipótesis en las que el nombrado se encuentra claramente vinculado: su autoría en la vulneración de mi dispositivo telefónico y su posterior manipulación y/o adulteración de la información allí contenida; o su participación dentro de la organización criminal con el mismo plan delictivo”.