Una jueza permite la palabra "masacre" en el proceso al autor de la matanza de Parkland

·3  min de lectura

Miami, 3 sep (EFE).- La magistrada de Florida (EE.UU.) encargada del juicio contra el exalumno Nikolas Cruz, autor confeso de la matanza en un centro escolar de Parkland en 2018, falló este viernes que la acusación podrá usar el término "masacre" en sus alegatos, pero excluyó el uso de palabras como "animal" o "esa cosa".

La jueza Elizabeth Scherer señaló en la audiencia que resulta imposible confeccionar una lista completa con todos los calificativos que los miembros del jurado no deberían escuchar sobre Cruz, de 22 años, juzgado por el asesinato a tiros de 17 personas en el instituto de secundaria Marjory Stoneman Douglas, en la citada ciudad del sur de Florida.

Ciertas palabras y términos que el "acusado solicita que no se utilicen", tales como "tirador escolar" o "asesino" en sí mismos "no son despectivos. Son palabras normales que pueden usarse para describir hechos concretos", escribió Scherer en su dictamen, según recogió el canal 6 South Florida.

La abogada de Cruz, Melisa McNeill, había pedido en una reciente moción que se prohibiera usar durante el proceso términos como "asesino", "masacre" y "tirador masivo" para describir la matanza.

Si bien la jueza aceptó el uso del término "masacre" o "tragedia" en la presentación de los testimonios, prohibió otros como "animal" o "esa cosa", pero no aceptó que a Cruz solo se le llame por su nombre o con la palabra "acusado", como pedía la defensa.

"Un juicio no es el momento para que los abogados editorialicen o den sus opiniones sobre un acusado", dijo, para agregar que la tarea de la defensa es "presentar las pruebas" y la del jurado tomar sus determinaciones "basándose en las pruebas presentadas".

La Fiscalía, en respuesta a la petición de los abogados de Cruz, había señalado que lo que el joven había hecho no se podía calificar de otra forma que no fuera como masacre.

Y Schulman Beigel, cuyo hijo, Scott, profesor y entrenador del colegio, murió en la masacre tratando de salvar a varios estudiantes, dijo, por su parte, que lo que cometió Cruz fue una masacre.

"Fue una masacre disparar a toda esa gente con un arma de guerra. Sabía lo que estaba haciendo, lo escribió todo, estaba todo en su teléfono celular", dijo.

Cruz, exalumno de este centro, era entonces un joven de 19 años problemático que había estado en tratamiento psiquiátrico y tenía vínculos con un grupo supremacista local.

Sobre Cruz pesan 17 cargos de asesinato premeditado, uno por cada persona muerta en el tiroteo que se produjo unos 20 minutos antes de la conclusión de la jornada escolar.

La investigación apunta a que Cruz, expulsado del instituto tras una pelea con la pareja de su exnovia, activó las alertas de incendio con granadas de humo y, cuando sus antiguos compañeros salieron de las aulas, comenzó a disparar con un arma.

"Cuando describen adecuadamente al acusado y lo que hizo, ¿cómo se llama un evento en el que alguien entra a una escuela y mata a 17 personas inocentes? Eso es una masacre", afirmó durante la audiencia de hoy la fiscal Nicole Chiappone.

La fecha definitiva para el inicio del juicio no ha sido fijada todavía, pero sí se sabe que va a ser a puertas abiertas y con la presencia de los medios de comunicación.

La Fiscalía va a pedir la pena capital para el joven y la defensa ha dicho repetidamente que Cruz está dispuesto a declararse culpable para ser condenado a cadena perpetua y no a muerte.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.