Jueza ordena al líder de Proud Boys mantenerse fuera de Washington DC tras ser acusado de dos delitos graves

Alex Woodward
·4  min de lectura
<p>Tarrio no podría estar presente en la protesta del 6 de enero</p> (EPA)

Tarrio no podría estar presente en la protesta del 6 de enero

(EPA)

El líder de Proud Boys, Enrique Tarrio, enfrenta cargos de delitos graves por poseer dos cargadores de armas de fuego de gran capacidad, con la insignia de oro de Proud Boys, durante su arresto en Washington DC el lunes, a raíz de la quema de pancartas de Black Lives Matter el mes pasado en iglesias históricamente concurridas por afroamericanos en la capital del país.

La jueza Renee Raymond determinó su liberación el martes después de que Tarrio pasó la noche bajo custodia policial, pero se le ordenó que se quede fuera de DC. Si se presenta durante las protestas planificadas el 6 de enero, apoyando los intentos de Donald Trump de anular los resultados de las elecciones presidenciales, podría ser arrestado en el acto.

El Departamento de Policía Metropolitana de la ciudad emitió una orden de arresto por destrucción de propiedad, un delito menor, el mes pasado. Fue detenido el lunes luego de ingresar a la capital procedente de Miami.

Después de su arresto, los agentes encontraron dos cargadores, compatibles con los rifles AR-16 y M4, en su mochila. No contenían municiones; ambos tienen capacidad para disparar 30 balas.

Posteriormente fue acusado de dos delitos graves de posesión de un dispositivo de alimentación de municiones de gran capacidad.

El abogado de Tarrio solicitó que solo se le restringiera la entrada a Black Lives Matter Plaza, pero la jueza señaló que "hay demasiadas pancartas de Black Lives Matter en toda la ciudad".

Según los documentos presentados en la Corte Superior del Distrito de Columbia el martes, Tarrio dijo a la policía que vendió los cargadores y que planeaba entregarlos en persona mientras se encontraba en la capital del país.

La policía indicó que Tarrio no quería responder preguntas sobre las violentas protestas en Washington el 12 de diciembre sin la presencia de un abogado, aunque le señaló a la policía que las publicaciones en la aplicación de redes sociales de derecha Parler, admitiendo su papel en la quema de pancartas provenían de su cuenta.

Los documentos judiciales también incluyen una publicación de Parler de la cuenta de Tarrio del 29 de diciembre, prometiendo que Proud Boys "aparecerían en números récord" el 6 de enero, pero el grupo estará "de incógnito" sin sus característicos trajes negros y amarillos.

"Nos distribuiremos por el centro de DC en equipos más pequeños. Podríamos vestirnos de NEGRO para la ocasión", informó en la publicación.

Una audiencia sobre el estado de los delitos gaves está programada para el 8 de junio. Más de 1,600 personas han contribuido con más de 80,000 dólares a una campaña en línea organizada por un sitio web cristiano de recaudación de fondos para su defensa. Tiene una meta de 100,000 dólares.

Al menos cuatro iglesias fueron objeto de vandalismo durante los disturbios del 12 de diciembre. Los alborotadores destruyeron dos carteles de Black Lives Matter en Metropolitan AME y Asbury United Methodist Church, ambas iglesias históricamente afroamericanas. Se buscaba a Tarrio en relación con la destrucción en Asbury.

Tarrio admitió en comentarios en Parler, y en un podcast afiliado a Proud Boys, que él era responsable de quemar el letrero de una iglesia.

"En la quema del letrero de BLM, fui yo quien lo prendió fuego", dijo en el podcast de War Boys el mes pasado. "Yo fui la persona que siguió adelante, le puso el encendedor y lo envolvió en llamas, y estoy muy orgulloso de haberlo hecho".

El lunes, Tarrio, así como Proud Boys LLC y otras ocho personas que participaron en la quema de pancartas fueron blanco de una demanda por parte de la iglesia Metropolitan AME con el Comité de Abogados por los Derechos Civiles Bajo la Ley.

El fiscal federal Michael Sherwin ha descrito los ataques como crímenes de odio; el FBI también ha buscado información del público para identificar a los sospechosos.

La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, ha pedido a la Guardia Nacional mientras la ciudad se prepara para una mayor violencia potencial entre los partidarios del presidente, cuando el Congreso se reúna el 6 de enero para confirmar formalmente la presidencia de Joe Biden.

El presidente invocó el nombre de la organización neofascista para hombres durante el primer debate presidencial el 29 de septiembre, después de que el moderador del debate Chris Wallace pidiera repetidamente al presidente que condenara el supremacismo blanco.

Trump ha sido acusado de ignorar las repetidas advertencias de su propia administración sobre el aumento de la violencia de extrema derecha y el nacionalismo blanco, mientras que ha confiado en su propio Departamento de Justicia para atacar a los manifestantes de izquierda y enjuiciar a sus oponentes políticos.

“Proud Boys, retrocedan y esperen, pero les diré una cosa, alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda porque este no es un problema de derecha. Este es un problema de izquierda", dijo Trump en el debate.

Relacionados

Policía de Washington DC arresta a Enrique Tarrio, líder de Proud Boys

DC: Guardia Nacional ayudará ante la marcha de simpatizantes de Trump

DC: Alcaldesa pide calma previo a las protestas en el Congreso