Jueza: Ley de inmigración de Florida tiene motivos raciales

·2  min de lectura

TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — Una jueza federal anuló el miércoles partes de una ley de inmigración de Florida que era una prioridad para el gobernador republicano del estado, y señaló en su fallo que la medida estaba motivada racialmente.

La jueza Beth Bloom rechazó el martes unas secciones de la ley que prohíben las políticas de santuario de los gobiernos locales y exigen que las autoridades locales hagan todo lo posible para colaborar con los agentes federales de inmigración.

La oficina del gobernador Ron DeSantis, quien promulgó la ley con mucha fanfarria en 2019 como prioridad de su gobierno, dijo el miércoles que apelaría la decisión.

Bloom dijo varias veces que la ley tenía motivos raciales y que sus partidarios no mostraron ninguna evidencia de por qué era necesaria para reducir la delincuencia. Señaló que el patrocinador de la medida, conocida SB 168, estuvo guiado por grupos de odio y en contra de los migrantes como el grupo Floridians for Immigration Enforcement.

“Permitir que grupos de odio antiinmigrantes que promueven abiertamente ideologías xenófobas, nacionalistas y racistas, estén íntimamente involucrados en el proceso legislativo de la medida es una desviación significativa de las normas de procedimiento”, escribió Bloom. “Este involucramiento indica fuertemente que la Legislatura promulgó la SB 168 para promover y ratificar las posturas racistas de estos grupos”.

Bloom citó varias comunicaciones entre el grupo Floridians for Immigration Enforcement y el personal del senador estatal Joe Gruters, quien patrocinó la medida y también funge como presidente del Partido Republicano en el estado.

"En varias ocasiones durante el periodo de sesiones legislativas de 2019, la animadversión racial y la intención discriminatoria (de Floridians for Immigration Enforcement) se hicieron evidentes para el senador Gruters y su personal, pero fueron ignoradas”, escribió Bloom.

Gruters no respondió de manera inmediata a un mensaje dejado en su teléfono.

En 2019, DeSantis promulgó la medida en un evento parecido a un mitin de campaña en la conservadora franja noreste de Florida, a diferencia de sus otros actos formales más discretos. Una multitud con gorras rojas con la frase “Hagamos grande a Estados Unidos otra vez” vitoreó en apoyo a la medida. También aplaudieron con la misma intensidad las menciones al entonces presidente Donald Trump.

El miércoles, la oficina del gobernador defendió la ley.

“Una vez más, un juez federal impide parcialmente un estatuto estatal claramente constitucional”, dijo la portavoz de DeSantis, Taryn Fenske. “No estamos de acuerdo con el fallo de la jueza y esperamos ganar en la apelación”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.