Una jueza federal toma la declaración a Cristina Fernández tras el ataque

·2  min de lectura

Buenos Aires, 2 sep (EFE).- La jueza federal María Eugenia Capuchetti, responsable de la investigación en torno al intento de atentado contra la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, ingresó este viernes al domicilio de la también presidenta entre 2007 y 2015 para tomarle declaración.

La magistrada titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 5 acudió a la vivienda de Cristina Fernández en torno a las 11.00 horas (14.00 GMT) y permaneció en su interior aproximadamente una hora, luego de haber inspeccionado la zona en las primeras horas de la mañana.

Antes de acudir al domicilio de la expresidenta, la jueza y los fiscales responsables de la causa también tomaron declaración a los testigos del ataque, como Javier, que contribuyó a interceptar al atacante.

"Estaba siendo parte del cordón y cuando Cristina viene hacia mí, veo a la altura de mi hombro que se asoma un brazo con un arma, no logro ver qué arma era, retrocede, y ahí yo me doy vuelta y lo agarro. Gatilló dos veces", aseguró Javier ante los medios de comunicación congregados frente a los tribunales federales de Comodoro Py.

Según fuentes policiales consultadas por Efe, un grupo de agentes de la Policía Federal registró en la noche del jueves una vivienda relacionada con el detenido, un hombre de nacionalidad brasileña de 35 años que, según el Ministerio de Seguridad argentino, no cuenta con antecedentes penales en su país de origen.

De acuerdo a estas fuentes, los agentes allanaron un domicilio situado en el barrio porteño de Villa del Parque que estaba relacionado con el sospechoso.

En la noche del jueves, este hombre fue detenido tras apuntar con un arma a la vicepresidenta y engatillar, sin que saliera el disparo, en momentos en que Cristina Fernández regresaba a su apartamento, donde la esperaban militantes kirchneristas.

Tras el ataque, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, dio un mensaje por cadena nacional para repudiar el hecho y decretar este viernes como día no laborable para que los ciudadanos pudieran expresarse en las calles en contra de la violencia.

El arma incautada al sospechoso es una Bersa calibre 32 automática, que, en su base, posee numeración parcial 250, apta para el disparo, según fuentes del Ministerio de Seguridad.

(c) Agencia EFE