Jueza federal invalida orden de uso obligatorio de mascarillas en transporte

·2  min de lectura
kajakiki/Getty Images - Royalty-free

Un jueza federal en Florida invalidó hoy unes la orden de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que hace obligatorio el uso de mascarillas en todas las redes del transporte público.

La semana pasada el Gobierno del presidente Joe Biden anunció una extensión por otras dos semanas, hasta el 3 de mayo, del uso obligatorio de mascarillas en medio de un rebrote de la pandemia de covid-19 causado por la subvariante BA.2 del coronavirus.

Hoy en Tampa, la jueza Kathryin Kimball Mizelle, quien fuera designada por el ahora expresidente Donald Trump, dictaminó que los CDC excedieron sus atribuciones al ordenar la extensión.

Kimball, cuyo dictamen está sujeto a apelaciones, indicó que al emitir la orden los CDC no habían cumplido con el procedimiento establecido por la ley ni proporcionado justificaciones suficientes para su orden.

Cuando la semana pasada se anunció la extensión, un portavoz de los CDC explicó que se mantendría en efecto el requisito “a fin de evaluar el impacto potencial que el aumento de casos tenga en la enfermedad grave, incluidas la hospitalización y las muertes, y la capacidad del sistema de salud”.

El uso obligatorio de mascarillas, puesto en práctica por la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), se aplica a los aviones, aeropuertos, autobuses y ferrocarriles y debía expirar el 18 de abril.

El Gobierno de Biden esperaba la oportunidad de dictar normas más flexibles en lo que hace al uso de mascarillas, que hubiesen reemplazado la ordenanza que se aplica a nivel nacional.

La TSA, que inició la aplicación de esa norma hace 14 meses, ha extendido varias veces la orden del uso de mascarillas en el transporte y la más reciente fue en marzo, cuando añadió un mes de vigencia.

Las autoridades sanitarias de varios estados han visto un incremento en los casos de covid-19 al propagarse el sublinaje BA.2 de la variante ómicron del virus, que parece ser altamente contagioso.

La norma federal permite que la TSA aplique multas a los pasajeros que se niegan a usar mascarillas en sus viajes, y esas penalidades van de 500 a 3,000 dólares para los reincidentes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.