Jueza canadiense aplaza la fase final de la causa de extradición de Meng Wanzhou

Agencia EFE
·2  min de lectura

Toronto (Canadá), 22 abr (EFE).- Un tribunal canadiense acordó aplazar la fase final de la causa de extradición a Estados Unidos de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, para que los abogados defensores estudien nuevos documentos dados a conocer la semana pasada.

El equipo legal de Meng, de 49 años e hija del fundador de Huawei, solicitó el lunes a la jueza Heather Holmes del Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica (Canadá) el aplazamiento para revisar documentos confidenciales del banco HSBC que pueden afectar el caso y que se hicieron públicos la semana pasada en Hong Kong.

Holmes aceptó la petición de los abogados de Meng, según señalaron este jueves medios de comunicación canadienses, y dijo que comunicará en los próximos días la razón del aplazamiento, al que se había opuesto la fiscalía canadiense, así como la fecha en que se reanudarán las vistas.

El caso de Meng se inició el 1 de diciembre de 2018 cuando la directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones fue detenida en el aeropuerto de Vancouver al hacer escala con destino a México.

Meng fue detenida por la Policía canadiense a petición de Estados Unidos que solicitó su extradición por considerar que Huawei y Meng cometieron un fraude bancario para evadir las sanciones comerciales que Washington ha impuesto contra Irán.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Meng ocultó a un alto ejecutivo de HSBC en Hong Kong la naturaleza de la relación de la empresa china de telecomunicaciones con su subsidiaria Skycom, que está acusada de violar las sanciones impuestas contra Irán.

El equipo legal de Meng y Huawei ha negado las acusaciones y por su parte ha indicado que Washington proporcionó información sesgada a Ottawa para justificar el caso contra la compañía. Los abogados defensores argumentan que el caso es fruto de la guerra comercial de Estados Unidos contra China.

La detención de Meng, que se encuentra en libertad condicional en Vancouver y vive con su familia en una de las dos mansiones que posee en la ciudad canadiense, ha causado un grave conflicto diplomático entre Canadá y China.

Inmediatamente después de producirse, China detuvo a dos ciudadanos canadienses, Michael Kovrig, un diplomático en excedencia que trabajaba para un laboratorio de ideas en China, y Michael Spavor, un empresario con fuertes relaciones con Corea del Norte, que en marzo fueron juzgados por espionaje.

(c) Agencia EFE