Jueza bloquea prohibición al aborto en Virginia Occidental

·3  min de lectura
Foto tomada en la clínica Hope Medical Group for Women en Shreveport, Luisiana el 6 de julio de 2022. (AP foto/Ted Jackson)
Foto tomada en la clínica Hope Medical Group for Women en Shreveport, Luisiana el 6 de julio de 2022. (Ted Jackson / Associated Press)

Las batallas legales provocadas por el fallo de la Corte Suprema que anula el derecho al aborto se dirimieron el lunes en varios estados de Estados Unidos.

Una jueza de Virginia Occidental bloqueó la prohibición estatal del aborto aprobada hace 150 años, y otro juez de Luisiana decidió mantener, por el momento, una orden contra la aplicación de la prohibición en el estado.

En tanto, la Corte Suprema federal emitió una orden que coloca a Indiana un paso más cerca de poder aplicar una ley de notificación a padres que involucra a las menores que abortan antes de cumplir los 18 años.

En Virginia Occidental, la jueza del tribunal de circuito del condado de Kanawha, Tera L. Salango, otorgó al Centro de Salud de la Mujer de Virginia Occidental un interdicto preliminar contra la prohibición del siglo XIX, y dijo que si la corte no actuaba, la clínica y sus pacientes, “especialmente aquellas que están embarazadas como resultado de una violación o incesto, sufrirían un daño irreparable”.

El fiscal general Patrick Morrisey criticó el fallo, y lo calificó como “un día oscuro para Virginia Occidental”. Dijo que su oficina apelará la decisión ante la Corte Suprema del estado.

Los abogados del Centro de Salud de la Mujer argumentaron que la ley del siglo XIX es nula porque no se ha aplicado en más de 50 años y ha sido reemplazada por una serie de leyes modernas que regulan el aborto y que reconocen el derecho de la mujer al procedimiento. Un ejemplo es la ley de Virginia Occidental de 2015, que permite abortar hasta las 20 semanas de gestación.

Los fiscales del estado sostuvieron que la ley llevaba décadas sin aplicarse sólo porque procesar a personas por recibir o realizar abortos habría sido ilegal antes de la decisión del 24 de junio de la Corte Suprema federal que anuló el fallo del caso Roe vs. Wade. Si los legisladores quisieran derogar la ley del siglo XIX, lo habrían hecho, argumentaron.

En Luisiana, donde una clínica que practica abortos y otras personas están impugnando la prohibición estatal, el juez de distrito Donald Johnson dejó en vigor una orden de restricción emitida el 11 de junio.

Concedió a las dos partes un plazo hasta el martes por la mañana para presentar sus “propuestas sobre las conclusiones de hecho y de derecho” en el caso, y no dio ninguna indicación de cuándo fallaría finalmente.

Johnson está sopesando si permitir la aplicación de la prohibición del aborto que se redactó previendo la decisión de la Corte Suprema del 24 de junio.

Cualquiera que sea la decisión de Johnson, el fiscal general de Luisiana, Jeff Landry, dijo que presume que el caso acabará ante la Corte Suprema de Luisiana.

“Creemos que, en última instancia, triunfaremos y el estado de derecho se mantendrá”, dijo Landry durante una conferencia de prensa, que fue sofocada en su gran parte por las consignas de manifestantes que estaban cerca.

“Aquellas personas a las que no les guste tienen dos opciones: pueden intentar cambiar la ley, pero si terminan en el lado de la minoría, pueden hacer las maletas e irse a otro lado”.

En Indiana, una orden de la Corte Suprema federal puso al estado un paso más cerca de poder aplicar una ley de notificación a padres que involucra a las menores que abortan antes de cumplir los 18 años.

La ley lleva bloqueada cinco años, pero la Corte Suprema ordenó a los tribunales inferiores que revisaran la ley tras la histórica decisión del 24 de junio.

El aborto sigue siendo legal en Indiana antes de las 20 semanas de gestación.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.