Jueza acepta postergar inicio de juicio de R. Kelly

·2  min de lectura
ARCHIVO - R. Kelly canta en la ceremonia de los Premios BET el 30 de junio de 2013 en Los Ángeles. Los abogados de Kelly tendrán un poco más de tiempo para preparar su defensa en el juicio del cantante de R&B por tráfico sexual en Nueva York. En una audiencia el jueves 8 de julio de 2021, la jueza federal de distrito Ann Donnelly dijo que la selección del jurado se llevará a cabo el 9 de agosto, como se planeó originalmente, pero acordó retrasar las declaraciones de apertura hasta el 18 de agosto. (Foto por Frank Micelotta/Invision/AP, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — Los abogados de R. Kelly tendrán un poco más de tiempo para preparar su defensa en el juicio del cantante de R&B por tráfico sexual en Nueva York.

En una audiencia en un tribunal en Brooklyn, la jueza federal de distrito Ann Donnelly dijo el jueves que la selección del jurado se llevará a cabo el 9 de agosto, como se planeó originalmente, pero acordó retrasar las declaraciones de apertura hasta el 18 de agosto.

Kelly, quien se encuentra encarcelado, cambió su equipo legal hace menos de un mes. Sus nuevos abogados pidieron el lunes que se pospusiera el juicio de Nueva York por un período más largo, argumentando que no podían prepararse adecuadamente.

Dijeron que no habían podido reunirse con su cliente en persona mientras éste cumplía 14 días de cuarentena en una cárcel federal de Brooklyn a la que fue trasladado de otra prisión en Chicago el 22 de junio. Las cárceles federales han puesto en cuarentena a reclusos transferidos y recién encarcelados desde que comenzó la pandemia de COVID-19.

El equipo legal también pidió el jueves que Kelly fuera puesto en libertad bajo fianza para que pudiera ayudar mejor en su defensa, una solicitud que la jueza rechazó rápidamente. Les aseguró que ahora podían ver a Kelly en persona en la cárcel los siete días de la semana si querían.

“Tendrán total acceso al señor Kelly”, dijo la jueza.

Kelly, de 54 años, compareció por primera vez en persona en un tribunal de Nueva York desde su traslado. No habló, excepto para saludar a la jueza.

El artista encabeza una empresa de gerentes, guardaespaldas y otros empleados que lo ayudaron a reclutar mujeres y niñas para tener relaciones sexuales. Los fiscales federales dicen que el grupo seleccionó a las víctimas en conciertos y otros lugares y organizó sus viajes para ver a Kelly.

El caso es sólo una parte de los problemas legales del cantante, cuyo verdadero nombre es Robert Sylvester Kelly. También se declaró inocente de cargos relacionados con sexo en Illinois y Minnesota.

Él niega haber abusado de nadie.

Kelly ganó varios premios Grammy por “I Believe I Can Fly”, una canción de 1996 que se convirtió en un himno inspirador tocado en graduaciones escolares, bodas, anuncios comerciales y en otros lugares.

Casi una década después, comenzó a lanzar lo que finalmente fueron 22 capítulos musicales de “Trapped in the Closet”, un drama que narra una historia de engaño sexual y que se convirtió en un clásico de culto.

Pero Kelly ha sido perseguido durante décadas con quejas y acusaciones sobre su comportamiento sexual, incluyendo un caso de pornografía infantil en 2002 en Chicago del que fue absuelto en 2008.

El escrutinio se intensificó nuevamente en medio del movimiento #MeToo los últimos años, y varias mujeres lo denunciaron públicamente. La presión se intensificó con el estreno del documental de Lifetime “Surviving R. Kelly” en 2019.

No tardaron en formularse cargos penales contra el cantante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.