Un juez rechaza la demanda de una fotógrafa cristiana para negar el servicio a una pareja gay

·2  min de lectura
 (Alliance Against Freedom/Facebook)
(Alliance Against Freedom/Facebook)

Un juez ha desestimado las alegaciones de una fotógrafa de bodascristiana que se vio obligada a fotografiar bodas entre personas del mismo sexo en un supuesto desprecio a su fe.

Emilee Carpenter presentó la demanda en abril y, según NBC News, alegaba que las leyes antidiscriminatorias de Nueva York la habían obligado a decidir entre su trabajo y su fe cristiana.

Sin embargo, el juez del Tribunal de Distrito de EE.UU. Frank Geraci Jr., en una sentencia dictada el lunes, manifestó que no estaba “persuadido” por sus alegaciones y que “las leyes no están destinadas a regular cuestiones de conciencia o creencias”.

“En consecuencia, el Tribunal concluye que Nueva York tiene un interés imperioso en garantizar que las personas, sin tener en cuenta su orientación sexual, tengan igualdad de acceso a los bienes y servicios disponibles al público”, dictaminó el juez, refiriéndose a las adaptaciones de la ley.

“Como resultado, incluso si la cláusula de acomodación obliga a la expresión o asociación expresiva de una manera que implica los intereses de libre expresión y libre asociación del demandante, la disposición sobrevive al escrutinio estricto”.

Esto fue acogido con satisfacción por los defensores del colectivo LGBT+, incluido el presidente y director general de GLAAD (La alianza de gays y lesbianas contra la difamación), quien afirmó que el fallo del Tribunal de Distrito mostraba que “el apoyo a la igualdad matrimonial nunca ha sido mayor.”

“Las leyes contra la discriminación protegen a todos los ciudadanos y envían una señal de que todos son bienvenidos, y eso es bueno para los negocios”, señaló Sarah Kate Ellis, en un comunicado el jueves.

Carpenter alegó en su demanda que, “al igual que el gobierno no puede obligar a una pastelera lesbiana a crear una tarta que condene el matrimonio entre personas del mismo sexo o a un dramaturgo ateo a hablar positivamente de Dios, Nueva York no puede obligar a Emilee a transmitir mensajes a los que se opone”.

Esto se produjo después de que se le pidiera que fotografiara a siete parejas del mismo sexo, lo que, según ella, violaba sus derechos de la Primera y la 14ª enmienda.

La sentencia contra Carpenter fue calificada por un grupo cristiano conservador como una decisión que “continúa en la peligrosa senda de obligar a los artistas a transmitir mensajes que violan sus creencias religiosas”, como dijo la Alliance Defending Freedom.

El matrimonio entre personas del mismo sexo está consagrado como un derecho desde una sentencia del Tribunal Supremo de EE.UU. en 2015, en el caso Obergefell contra Hodges.

Es muy probable que Carpenter recurra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.