Juez prohíbe la venta de la Barbie de Frida Kahlo en México

AFP

La venta de la muñeca Barbie de Frida Khalo, fabricada por Mattel, ha sido prohibida en México por un juez que reconoce como única propietaria de los derechos de imagen de la célebre pintora a su familia, informó el jueves el abogado de las descendientes.

Aunque el fallo tiene efecto inmediato en México, Mattel podría apelar. La familia dice que esperará al final del proceso jurídico para interponer una demanda similar en Estados Unidos, matriz de la firma.

"Este litigio está en su primera etapa. Nosotros nos acercamos al juez y le solicitamos ciertas medidas precautorias que nos permitieran proteger nuestros derechos sobre la propiedad intelectual de Frida Kahlo", declaró a AFP Pablo Sangri, defensa de la familia Khalo.

Por el momento, la oficina corporativa de la firma en México no ha respondido a las llamadas de la AFP para conocer su reacción.

El mes pasado, Mattel presentó en vísperas del Día Internacional de la Mujer una colección de muñecas bautizada "Mujeres que inspiran", que incluye a Kahlo y a otras mujeres destacadas.

(Mattel)

La firma hizo el acuerdo para la producción de esa Barbie con Frida Kahlo Corporation, una entidad fundada por la familia en sociedad con otra empresa llamada Casablanca Distributors, con la que rompió relación por supuestamente incumplir su deber de informar a los familiares de la creadora.

El juez le ordena a Mattel y distribuidores "se abstenga de realizar cualquier acto tendiente a utilizar la marca, imagen y obra de Frida Kahlo".

"Estoy encantada porque creo que la justicia se está llevando a cabo (...) quienes tenemos los derechos para todas estas cosas somos nosotros, la familia Kahlo", dijo a la AFP Mara Romeo Pinedo, sobrina nieta de Frida Kahlo, en una habitación de su casa llena de cartas y fotografías de la creadora.

David Peña, de la organización Abogados Democráticos, dijo a la AFP que la familia de Kahlo puede manejar el fallo del juez mexicano para sentar un precedente que le...

Sigue leyendo en HuffPost