Juez ordena liberación de la exanalista Chelsea Manning

Washington, 12 Mar (Notimex).- Un juez de Virgina ordenó hoy la liberación de la exanalista militar Chelsea Mannning bajo el argumento de que su testimonio no era necesario contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien está en vísperas de la negociación sobre su extradición a este país.

Manning, quien fue rehaprendida desde el 8 de marzo del año pasado, se rehusó a declarar en una nueva investigación respecto a filtraciones de información calificadas como crímenes contra la seguridad nacional.

La exmiembro de la milicia cobró notoriedad después de que dio a conocer alrededor de 700 mil documentos de inteligencia en 2010. Entre ellos, información confidencial de operaciones militares violatorias a los derechos humanos en las guerras de Afganistán e Irak por parte de Estados Unidos.

Su condena dio inicio en 2013, después de tres años de prisión preventiva. Sin embargo, antes del término de la administración de Barack Obama, éste le concedió el indulto de su pena de 35 años de cárcel, en 2017.

Pese a que las discusiones con autoridades locales de Virginia se tenían programadas para el viernes, los representantes legales de Manning urgieron dar respuesta inmediata a su liberación, pues ésta habría intentado acabar son su vida el martes.

De acuerdo con información de sus litigantes, citada por The Guardian, “Manning había indicado que no traicionaría sus principios, incluso ante el riesgo de hacerse daño a sí misma. Sus acciones evidencian la fuerza de sus convicciones, de igual manera, el daño profundo que ella continúa sufriendo como consecuencia de su confinamiento civil”, expresaron sus abogados.

La exsoldado decidió filtrar los documentos clasificados al constatar que toda la información con la que trabajaba como analista militar estadounidense se refería a "muerte, destrucción y caos".

"Estamos recopilando información de todas esas diferentes fuentes y sólo es muerte, destrucción y caos", indicó Manning en su primera entrevista, tras salir de prisión y luego de siete años privada de libertad por las revelaciones de WikiLeaks, que causaron un revuelo internacional.

Manning, en aquel entonces, justificó su decisión porque después de mucho tiempo "analizando datos, estadísticas, reportes, fechas, tiempos y lugares, finalmente, te detienes. Dejé de ver solo estadísticas e información, y comencé a ver gente".

La exsoldado, que durante su condena reveló que se sentía mujer, pidió que comenzaran a llamarle Chelsea en lugar de Bradley y se sometió a tratamiento para cambiar de sexo. Cumplió siete años de cárcel, sólo una quinta parte de la pena que le había sido impuesta, gracias al perdón presidencial.

-Fin de nota-

NTX/I/VOM/JGM