Juez ordena a condado de Los Ángeles mejorar el ingreso de reos a la cárcel

·2  min de lectura

Los Ángeles, 19 sep (EFE).- Una corte ordenó al centro del recepción del sistema carcelario del condado de Los Ángeles, el mayor del país, mejorar las condiciones de los reclusos tras denuncias de hacinamiento y condiciones insalubres realizadas por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

El juez federal Dean D. Pregerson prohibió al Centro de Recepción de Reclusos del condado de Los Ángeles (IRC, en inglés) la detención por más de 24 horas de quienes van ingresar a la cárcel.

También prohibió encadenar a cualquier persona a una silla en su clínica durante más de cuatro horas, detalló hoy ACLU en un comunicado.

El condado además debe mantener limpias las instalaciones de IRC, proporcionar baños funcionales, agua potable, alimentos y atención médica y de salud mental adecuada a los reclusos, incluidos medicamentos para afecciones médicas crónicas y psiquiátricas.

Los abogados de ACLU encontraron en una visita reciente condiciones que calificaron de "abominables". Denunciaron que observaron que personas permanecieron encadenadas a sillas durante días.

Además docenas durmieron amontonados sobre concreto, donde había desechos humanos.

Las personas con necesidades de salud mental esperan durante días en el IRC porque no hay más camas disponibles en la cárcel, denunció ACLU.

Los abogados del condado de Los Ángeles admitieron frente al juez las fallas en el trato a las personas que esperan ingresar a la cárcel.

El sistema carcelario de Los Ángeles ha sido objeto de supervisión judicial desde 1978, cuando un tribunal federal falló en un caso emprendido por ACLU por violar los derechos constitucionales de personas encarceladas.

Corene Kendrick, subdirectora del Proyecto Nacional de Prisiones de ACLU, agradeció a los abogados del condado por admitir las condiciones, y no extender la lucha en los tribunales por hacer los cambios.

No obstante, criticó la solución propuesta de duplicar el encarcelamiento de personas con enfermedades mentales.

"Después de casi 50 años de enfoques fallidos y dañinos, la Junta de Supervisores de Los Ángeles debe tomar medidas decisivas para hacer que las alternativas al encarcelamiento basadas en la atención y en la comunidad sean una realidad en lugar de un eslogan", recalcó Kendrick.

(c) Agencia EFE